RELIGIÓN

La Iglesia prohíbe a un teólogo granadino hacer declaraciones

El jesuita progresista José María Castillo, que fue apartado de la actividad docente en la facultad de Teología de Granada el pasado mes de mayo, ha sido obligado a abandonar su despacho y a no hacer manifestaciones a la Prensa bajo amenazas de represalias. Asimismo ha recibido la orden de visitar lo menos posible la facultad. Las prohibiciones han partido, al parecer, del provincial de la orden.Pese a la prohibición de ejercer la docencia, José María Castillo acudía habitualmente a la facultad y ocupaba un despacho en el que escribía y estudiaba. Hace unas semanas recibió la orden de abandonar el gabinete y la recomendación de no ir por la facultad, lo que implica la imposibilidad de usar la biblioteca del centro. Castillo no quiso confirmar ni desmentir a EL PAÍS tales vetos porque, alegó, "me han prohibido hacer declaraciones a los medios de comunicación".

Las comunidades cristianas de base de Granada están buscando un local donde el teólogo pueda impartir charlas y conferencias.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 16 de noviembre de 1988.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50