Aplazado hasta los primeros meses de 1989 el juicio de Los Naranjos

El juicio de Los Naranjos, en el que están procesadas ocho personas acusadas de prácticas abortistas en la clínica sevillana de ese nombre cuya vista oral prevista para hoy fue suspendida el pasado martes, no se celebrará hasta los primeros meses de 1989. La defensa de los ocho procesados expresó ayer su satisfacción por el aplazamiento de la vista, motivado por el complicado embarazo de una de las encausadas, con riesgo de parto prematuro.

Por su parte, las mujeres socialistas con cargos públicos en Andalucía, realizaron ayer un acto en el que expresaron, su solidaridad con los procesados, y exigieron su "libre absolución".Según Pilar Troncoso, abogada defensora de varios de los procesados en el sumario de Los Naranjos, el aplazamiento del juicio ha producido "una gran satisfacción" por el problema que padece su defendida, Elena Matilde de Haro, aunque aseguró que, "en términos generales, el interés de la defensa es que el juicio se celebre cuanto antes". Troncoso puso de manifiesto la importancia de las movilizaciones convocadas en Sevilla en solidaridad con el caso Los Naranjos, y aunque matizó la importacia del principio de independencia de, los jueces, aludió al título preliminar del Código Civil en el que se establece que las sentencias se dictarán "con arreglo a la ley y a la circunstancias sociales del momento en que son dictadas".

Por su parte, la mujeres con cargos públicos del PSOE realizaron ayer un acto público para mostrar su apoyo y solidaridad con los encausados en el juicio de Los Naranjos. Las mujeres socialistas suscribieron el documento de solidaridad hecho público hace ahora un mes por la ejecutiva regional del PSOE, en el que se pedía la absolución de los procesados.

Amparo Rubiales, secretaria de comunicación e imagen de la ejecutiva del PSOE andaluz, expresó la solidaridad de las mujeres de su partido con todos los procesados en el juicio de los Naranjos, y pidió, "sin ningún tipo de dudas, su absolución". Según Rubiales, "es posible la aplicación retroactiva de la norma, de la ley actualmente vigente", considerando en este caso, que los hechos por los que están procesados las personas de Los Naranjos, "no constituyen ahora ningún tipo de delito".

Ocho años después de sucedidos los hechos, el fiscal pide para cinco de los procesados penas de cuatro años, dos meses y un día de prisión, así como seis años de inhabilitación. Para los otros tres, se solicitan seis meses y un día, y una inhabilitación especial similar a la anterior.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS