Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

'Maternidad', de Picasso, bate el récord del siglo XX

Vendido en más de 3.000 millones de pesetas, el cuadro hace que suba la fiebre por la pintura en Nueva York

Maternidad (1901), cuadro de la época azul de Picasso, se vendió el lunes por 24,8 millones de dólares (unos 3.025 millones de pesetas) en la subasta de Importantes pinturas impresiónistas y modernas de la colección de William y Edith Mayer Goetz, que tuvo lugar en la casa Christie's de Nueva York, alcanzando así, hasta el momento, la cifra más alta pagada por un Picasso y por una obra del siglo XX

La adquisición del cuadro superó la cifra anterior de 15,4 millones de dólares pagados el jueves pasado en la subasta de Sotheby's por el cuadro de la época cubista La jaula de los pájaros (1923). El retrato de Picasso de su hijo Paul vestido de Pierrot se vendió en la misma subasta por 5,17 millones de dólares.Hasta ahora ninguna obra de un artista de este siglo había alcanzado una cifra tan alta, y Maternité se ha convertido en el cuadro mejor pagado de la historia de la pintura, después de Los girasoles y Los firios, ambos de Van Goglí.

Maternité, un óleo en el que Picasso retrata a una madre besando tiernamente a su hijo en la frente, fue pintado en 1901, y antes de llegar a Nueva York fue exhibido en París, Zúrich, San Francisco y Los Ángeles.

La subasta de Christie's incluía otras 27 obras de impresionistas y artistas modernos, todas ellas de la colección de Edith y William Goetz, dos figuras de la vida social de Hollywood que lograron reunir una de las pinacotecas particulares más completas de Estado Unidos.

Los expertos de la galería han descrito la obra como la más importante del período azul de Picasso que se ha subastado nunca, y destacaron la "fuerza emocional de la escena maternal que recoge el Cuadro, a pesar de la fialdad de los tonos azules".

En la ruleta de millones, la segunda cotización de la noche la alcanzó un óleo de Claude Monet titulado La plage a Trouville, que con impuestos incorporados fue adjudicado a un comprador que pujaba por teléfono en 7,78 millones.

El comprador de Matemité quedó en el anonimato -como pasó con el otro cuadro-, al pujar por teléfono a través de James Roundell, jefe de ventas de arte moderno e impresionista de Christie's en Londres, quien dijo: "No puedo revelar su identidad; lo único que puedo decir es que se trata de un coleccionista latinoamericano".

La puja con un intermediario japonés, se mantuvo fuerte hasta el último momento. La casi totalidad de los compradores pujaban por teléfono para quedar en el anonimato.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 16 de noviembre de 1988