REVILLA, LIBERADO

Las fuerzas de seguridad establecieron controles en los alrededores de Madrid con tres horas de retraso

La policía, dos de cuyos miembros estaban de servicio en el portal de la familia Revilla, inició la operación para controlar Madrid y sus alrededores a las 4.43, casi tres horas después de que el industrial soriano hubiera sido liberado por sus secuestradores de ETA. Emiliano Revilla estuvo junto a la puerta de su casa a las 2.05, y finalmente entró por el garaje, pero los agentes de guardia en el portal no se percataron de lo que ocurría hasta que vieron llegar a la zona a numerosos periodistas, según informaron fuentes oficiales.

Más información

"Prefirieron no avisar. ¿Por qué, si no, lo llevaron por el garaje?", se preguntaba un portavoz del Ministerio del Interior al referirse a que Revilla, acompañado por su yerno y una periodista de Efe -la primera persona que vio al industrial tras su liberación-, no utilizó la puerta principal para penetrar en su casa. Revilla, según la periodista, llegó a tocar el telefonillo del portero automático en su portal, pero los agentes que estaban en su interior no observaron nada.Desde Interior, no se ocultaba ayer un cierto malestar por el hecho de que prácticamente todas las autoridades policiales se enteraran de la liberación de Revilla por los medios de comunicación. Y, sin embargo, la propia policía, afirman en Interior, tenía la seguridad de que ETA pondría en libertad al secuestrado este fin de semana pasado. "La policía lo sabía, y por eso se habían establecido controles por Madrid desde dos días antes".

La portavoz del Gobierno, Rosa Conde, también comentó, en unas declaraciones a televisión, que el Ejecutivo "tenía la impresión" días pasados de que la liberación era inminente, y que por eso se establecieron controles policiales, "especialmente cerca del domicilio familiar".

Fue prácticamente ya a las 05.00 horas cuando la policía puso en práctica la clásica Operación Jaula -se realiza siempre después de atentados en la capital de España-, destinada a controlar las carreteras de salida de Madrid. En este caso, la polícía también colocó controles móviles y selectivos en algunas calles del casco urbano.

La Guardia Civil instaló diversos controles esporádicos en algunas carreteras que unen Madrid con el País Vasco y Navarra. En este caso, se trató de puestos itinerantes que realizaron controles de escasa duración. En ningún caso, según Interior, los controles originaron graves problemas de tráfico.

Ineficacia antiterrorista

El titular de Interior, José Luis Corcuera, y el secretario de Estado para la Seguridad, Rafael Vera, se pusieron en contacto telefónico con la familia del secuestrado para expresarles su satisfacción. También Rosa Conde llamó con el mismo objetivo.No obstante, Corcuera, quien viajó a Bilbao para asistir al funeral por el policía asesinado el sábado, manifestó que estaría más satisfecho si la liberación hubiera sido "fruto de un mayor ,acierto" de los cuerpos de seguridad.

Un portavoz del Sindicato Unificado de la Policía (SUP), mayoritario en el Cuerpo Nacional de Policía, criticó precisamente ayer la ineficacia de los servicios antiterroristas para lograr descubrir el escondite donde Revilla ha estado secuestrado ocho meses. Para la policía, Revilla ha estado todo ese tiempo en Madrid o en sus alrededores y probablemente los secuestradores emplearon parte de la infraestructura usada en algún secuestro anterior. Ante estos hechos, el SUP pidió más y mejores medios técnicos y humanos para las unidades antiterroristas.

Para Interior, la liberación de Revilla no supone el final del proceso, porque la policía, "como es su obligación", seguirá trabajando para intentar detener a los terroristas. "Seguirá también intentando evitar que les llegue a los terroristas dinero que luego es utilizado para asesinar a más personas", respondieron las mismas fuentes al comentar la posibilidad de que la familia Revilla se haya comprometido a pagar otras cantidades a ETA en el futuro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 30 de octubre de 1988.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50