La afiliación obligatoria a las Cámaras de la Propiedad Urbana desaparecerá desde el año próximo

La mayoría socialista del Congreso de los Diputados modificará el proyecto de ley de Presupuestos del Estado para 1989, con el fin de elevar un 70% los pagos anuales de la banca al Fondo de Garantía de Depósitos, lo que mermará los beneficios del sector en más de 10.000 millones de pesetas, y de suprimir la afiliación obligatoria a las Cámaras de la Propiedad Urbana. El centenar de enmiendas anunciadas ayer por el único grupo que tiene garantizada la posibilidad de modificar las cuentas del Gobierno altera los gastos en unos 17.000 millones de pesetas de los 16 billones a que ascienden las cuentas para el año entrante.

Entre las modificaciones al presupuesto que anunció ayer el portavoz del grupo parlamentario socialista, Eduardo Martín Toval, no figura ninguna relativa a la fiscalidad de la vivienda, ni a la aportación de las empresas a las cámaras de comercio, ni a la solución del problema que presentan los matrimonios en los que hay discrepancias a la hora de determinar la asignación del 0,5% de su impuesto sobre la renta a la Iglesia Católica o a otros fines sociales. La mayoría que apoya al Gobierno ha debatido la posibilidad de formular enmiendas sobre estos temas sin llegar a un acuerdo o compromiso inmediato.Según Martín Toval, la deducción del 10% en el impuesto sobre la renta a los compradores de una segunda vivienda no desaparecerá del proyecto de ley "ni en el Congreso ni en el Senado". Aunque la medida fue planteada desde el verano por Hacienda con el fin primordial de contribuir a moderar los precios de la vivienda y de la construcción, Martín Toval reconoció ayer que el efecto anuncio de la enmienda socialista ha provocado importantes alzas en el mercado inmobiliario, provocadas por quienes querían anticiparse a una medida que en ningún caso iba a tener efectos retroactivos.

Menos beneficios

La enmienda socialista con mayor repercusión económica consiste en elevar desde el actual 1,2 por mil hasta el 2 por mil la aportación anual de la banca al Fondo de Garantía de Depósitos Bancarios, así como autorizar al Gobierno para que dicha cuota suba hasta el 2,5 por mil cuando los anticipos del Banco de España superen cuatro veces a la cuantía de las aportaciones de los bancos. La subida del 1,2 al 2 por mil afectará ya a los beneficios de los bancos en 1988, que se reducirán por este motivo en más de 10.000 millones de pesetas; el Banco de España, que contribuía con una cuota igual a la de la banca, verá reducida su aportación hasta el 50% de lo que paguen al año los bancos.De los 17.000 millones en que aumentan el gasto presupuestado las enmiendas socialistas, unos 3.000 millones serán compensados por los remanentes de la Dirección General de Tráfico, cifra similar a la que se destinará a ayudas a los municipios de Barcelona, Sevilla y Madrid con el fin de que palíen sus problemas de tráfico de cara a 1992; otros 6.800 millones serán descontados del presupuesto de Obras Públicas para destinarlos a costas, medio ambiente y obras hidráulicas, también dentro del mismo departamento.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 28 de octubre de 1988.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50