La Cámara de Madrid ha invertido 3.000 millones en pagarés y cuentas bancarias

La Cámara de Comercio de Madrid tiene un excedente de tesorería de casi 3.000 millones de pesetas, el doble de su presupuesto anual, y lo dedica a invertir en pagarés del Tesoro y cuentas financieras de alta remuneración. Este hecho, confirmado por fuentes de la entidad que preside Adrián Piera y certificado por el comité ejecutivo, ha servido para agudizar la polémica entre los empresarios que desean reducir las cuotas a las cámaras de comercio y los que pretenden mantenerlas, aun cuando se aproximarán el próximo año a unos 20.000 millones de pesetas.

A 26 de septiembre: pasado, según cifras presentadas al citado comité ejecutivo, la tesorería de la Cámara de Comercio de Madrid presentaba un saldo positivo de 1.847 millones de pesetas en cuentas corrientes e imposiciones a plazo fijo, además de unas inversiones directas en pagarés del Tesoro por valor de otros 1.105 millones de pesetas. Los 2.953 millones de pesetas resultantes casi duplican el presupuesto anual de la principal cámara española.Estos recursos proceden fundamentalmente de un recargo del 2% en los impuestos sobre beneficios que pagan las empresas, otro del 4 por 1.000 sobre la renta que declaran todos los empresarios individuales y una cuota fija sobre las licencias fiscales. Tales pagos son obligatorios, al igual que la afiliación a las cámaras, que tienen carácter de corporaciones de derecho público y de órganos de consulta de la Administración para la defensa de los intereses empresariales y la promoción del comercio interior y exterior.

Pero el fuerte aumento que registran tales cuotas -indiciadas por el incremento de la recaudación fiscal, que es consecuencia del crecimiento de los beneficios y del mayor rigor del fisco- ha provocado una división entre quienes deben afrontarlas. La patronal Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa (CEPYME), miembro de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), propugna el impago de cuotas, al tiempo que la propia CEOE ha presionado al Gobierno para que el próximo año rebaje del 2% al 1% el recargo de las empresas, por considerar que los ingresos de las cámaras son excesivos y que su proyecto de convenio con la Secretaría de Estado de Comercio para promocionar las exportaciones debe ser pagado íntegramente por el Estado. Frente a esta rebaja, incluida por el Ejecutivo en los Presupuestos del Estado para 1989, las cámaras negocian estos días con el Gobierno y los grupos parlamentararios enmiendas en los presupuestos para mantener el citado 2%.

Los recursos

En este contexto, el conocimiento de la tesorería de la Cámara de Comercio de Madrid ha reforzado en su postura a los partidarios de reducir los recursos de estas entidades. De los 1.847 millones existentes en cuentas corrientes, el Banesto (Banco Español de Crédito) tiene algo más de la mitad, 884 millones, en su oficina de la calle de Atocha y 191 millones en la de la plaza de la Independencia. El resto está repartido en dos docenas de oficinas de bancos; las cajas participan con menos de 50 millones. En cuanto a los 1.152 millones invertidos directamente en pagarés y letras del Tesoro, las entidades depositarias son Hispano, Manufacturers, Central, Bilbao, Popular y Siaf.Por su parte, fuentes de la Cámara de Comercio de Madrid, cuyo presidente ostenta también la titularidad del Consejo Superior de Cámaras y que declaró recientemente que la rebaja al 1% condenaría a muerte a las cámaras, han subrayado que la mayoría de la tesorería cuenta con una serie de reservas afectadas. Añadieron que si se cuentan estas reservas -dirigidas a cumplir los reglamentos-, así como los gastos previsibles, el saldo realmen te disponible al pasado 30 de septiembre ascendía a 258 millones de pesetas.Fuentes allegadas a Adrián Piera señalan que el presupuesto de la Cámara de Comercio de Madrid, si bien supone una décirna parte del acumulado por todas las cajas, es muy inferior al de otras cámaras de países europeos con las que las empresas españolas han de competir de forma creciente. Señalan como ejemplo que la Cámara de Comercio de París tiene un presu puesto superior a los 50.000 millones de pesetas, frente a los 1.400 millones de su homólogo de Madrid.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 24 de octubre de 1988.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterBECAS VERANO

Lo más visto en...

Top 50