Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los rebeldes afganos quieren dialogar directamente con Moscú

Los rebeldes afganos (muyahidines) rehusaron firmemente ayer la propuesta del presidente de Afganistán, Najibulá, de que las dos partes en conflicto discutan en La Meca, y la calificaron de "propaganda destinada a enmarañar la situación".

"No queremos discutir con el gobierno títere de Kabul, sino directamente con los soviéticos", declaró ayer Massud Jalili, portavoz del presidente de la alianza de los muyahidines, Baranudin Rabani, que tiene su cuartel general en la ciudad paquistaní de Peshawar.

"Los días de Najibulá están contados y lo sabe él mismo", dijo Jalili, que añadió: "Incluso no se si se autorizaría a Najibulá a trasladarse a La Meca, puesto que es un comunista". El presidente afgano propuso el pasado sábado en Kabul, durante la inauguración de una conferencia internacional sobre el Islam, que los dirigentes rebeldes se encontrasen con él en la ciudad santa de los musulmanes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 24 de octubre de 1988