Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La deliberación de los 18 jueces europeos

B. DE LA C., Los 18 jueces europeos -entre ellos, una sola mujer- deliberan sobre si el tribunal de la Audiencia Nacional que condenó a Francesc Xavier Barberá y Antoni Messegué a 36 años de cárcel -desde marzo de 1987, ambos cumplen su condena en régimen abierto en la prisión de Lérida-2- y a seis años a Ferrán Jabardo -actualmente en libertad- constituyó el tribunal independiente e imparcial a que tienen derecho, así como si la vista fue el "juicio equitativo" que también garantiza el convenio europeo. La mayoría del tribunal europeo estima que la sustitución repentina de dos miembros de la sala juzgadora -uno de ellos, el presidente, que se ausentó por la enfermedad de un cuñado suyono contribuyó a cumplir el requisito de una vista "equitativa". La mayoría pondera también la actitud del presidente de la vista, acusado de mostrar una actitud hostil con los procesados y los testigos de la defensa, así como el traslado de los procesados desde Barcelona a Madrid en la madrugada del mismo día del juicio. Otra consideración ha sido la de si se practicaron los mínimos elementos de prueba para condenar a los procesados, habida cuenta de que ellos negaron los hechos y de que el único testigo presentado no les reconoció.

Según fuentes del tribunal, en la mayoría de los 18 jueces de Estrasburgo ha tomado cuerpo la tesis de que una sola de estas irregularidades no infringe el convenio europeo, pero tomadas en su conjunto pueden significar una violación del derecho a un juicio justo y equitativo reconocido en el artículo 6.1. Por lo demás, según las mismas fuentes, si finalmente se condena a España por la vulneración de este precepto, es probable que el tribunal no entre en la discusión sobre si la Audiencia Nacional violó el derecho a la presunción de inocencia reconocido en el artículo 6.2. Por el momento, tampoco se ha entrado a considerar la "satisfacción equitativa" que correspondería "a la parte lesionada", según el artículo 50 del convenio, si el Estado no repara adecuadamente a los recurrentes.

El juez español

Las fuentes del tribunal de Estrasburgo informaron que el juez español ad hoc ha participado en todas las deliberaciones sobre este caso. Solicitada de Leopoldo Torres la confirmación y ampliación de estas informaciones, se excusó con estas palabras: "Estoy vinculado por un compromiso de secreto, aparte de que, en mi opinión, los jueces, tanto en jurisdicción nacional como internacional, sólo deben pronunciarse respecto de los'asuntos que juzgan a través de la sentencia o de los votos particulares".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 23 de octubre de 1988