El 'rey del plástico' será juzgado en España por la falsificación de tarjetas de crédito

Jean-Claude Casterot, de 42 años, conocido como el rey del plástico, y los otros; dos miembros de su banda, Roger Marcel Incerti y Elidio Barros Lagunha, serán juzgados en España de los delitos de falsificación de tarjetas de crédito, estafas y receptación. La Audiencia Nacional ha denegado la extradición solicitada por Francia para juzgar a los tres delincuentes por los delitos relacionados con la elaboración clandestina de tarjetas de crédito, por considerar que la central de falsificación se encontraba en España y la jurisdicción de los tribunales españoles es preferente.

Jean-Dominique Panzani, primer juez de instrucción del Tribunal de Gran Instancia de Marsella (Francia) pidió la extradición de los tres falsificadores porque, gracias a la cooperación internacional, se habían descubierto 1.100 tarjetas de crédito falsificadas o en proceso de fabricación 3, el sofisticado material para realizar la operación, así como la relación de titulares de Carte Bleu (similar a la Visa) del Banco Nacional de Paris, relativa a noviembre de 1987. La banda dedicada al tráfico de tarjetas, alteraba. unas y utilizaba otras procedentes de robos, partiendo de datos obtenidos en los albaranes de Facturación, realizados con una tarjeta correcta.Los autores de la estafa actuaban de dos formas: imprimiendo, nombre de los titulares y los números bancarios en soportes fabricados artesanalmente, o partiendo de las tarjetas robadas, borrando los datos originales y reimprimiendo las referencias de otras tarjetas cuya utilización no presenta inconvenientes.

Por estos procedimientos, según el juez francés, el perjuicio causado ascendió a 125 millones de francos (2.425 millones de pesetas) durante 1986 y 1987. El material fue descubierto en Madrid, donde Casterot y su grupo falsificaban las tarjetas que otros miembros del grupo, pasantes de los documentos, comerciantes cómplices, mayoristas y minoristas, distribuían de forma escalonada en Francia y España. La Audiencia se ha opuesto a la extradición por considerar que existen datos que evidencian que la central de falsificación de tarjetas de crédito se encontraba en territorio español. Casterot fabricaba las tarjetas y grababa los datos, Incerti las doraba y Elidio Barros se encargaba de la codificación de las bandas magnéticas. Sin embargo, la Audiencia Nacional ha accedido a la entrega de Incerti para que sea juzgado por proxenetismo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 07 de octubre de 1988.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50