Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El hallazgo de otro cadáver eleva a seis los muertos por las inundaciones en Málaga

El cuerpo sin vida de José Muñoz Campos, vecino de Cártama, fue encontrado a las dos de la tarde de ayer en las márgenes del río Zahala, a su paso por el término municipal de la citada localidad, de la que era vecino. Con él son ya seis las personas que han perecido ahogadas en la provincia de Málaga como consecuencia de las fuertes lluvias caídas en la madrugada del pasado sábado. Otras cinco personas continúan todavía desaparecidas.Los empresarios de Mijas y Fuengirola cifraron ayer las pérdidas en estas, dos poblaciones en unos 4.500 millones de pesetas.

Según informó ayer el Gobierno Civil de Málaga, continúan las labores de búsqueda de los cinco desaparecidos, y a medida que pasan las horas se pierde la esperanza de encontrarlas con vida.

Los desaparecidos son unajoven de 18 años de adad, Ana María Gómez Fernández, vecina de Campanillas -el cadáver de su novio, con quien se encontraba el día del suceso, fue rescatado el domingo-, y cuatro componentes de una familia gitana arrastrados por las aguas en Fuengirola: Fernanda Silva, de 82 años de edad, José Santiago Campos, de 39 años, y sus hijos, Antonia, de cinco, y José María, de tres años.

La comisión provincial de Gobierno decidió ayer en una reumon urgente pedir ayudas especiales, a través de la Dirección General de Protección Civil, para hacer frente a los daños ocasionados por la tormenta.

No existe todavía una evaluación oficial de las pérdidas materiales. Los ayuntamientos de las localidades más afectadas -Fuengirola, Mijas, Cártama, Alhaurin el Grande y Coin- han aunciado la convocatoria de plenos extraordinarios para evaluar la situación.

José Rodríguez de la Borbolla, presidente de la Junta de Andalucía, que presidió ayer en Málaga la inauguración del curso académico, se entrevistó a primera hora de la tarde con representantes de la pequeña y mediana empresa de la zona de Fuengirola y Mijas, donde las lluvias han producido graves daños en comercios y en polígonos industriales.

Los empresarios cifraron las pérdidas en 4.500 millones de pesetas, con 57 empresas afectadas, que daban empleo a unos 700 trabajadores.

[Por otra parte, Coalición Popular presentó ayer en el Congreso de los Diputados una proposición no de ley para que el Gobierno declare zona catastrófica las poblaciones afectadas por las inundaciones en Málaga, Castilla-La Mancha y la Comunidad Valenciana].

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 4 de octubre de 1988