Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

21 muertos en Afganistán en ataques de la guerrilla musulmana con misiles tierra-tierra

Veintiuna personas murieron y 33 resultaron heridas en dos ataques lanzados ayer con misiles tierra-tierra por la guerrilla islámica afgana contra Kabul y la ciudad de Pulialan, según informó la agencia soviética Tass, que calificó tales acciones como "un nuevo crimen contra el pueblo afgano", perpetrado por los "extremistas".En el ataque contra la capital afgana murieron 16 personas y 27 resultaron heridas, quedando destruidos 11 edificios. En la ciudad de Pulialan, en la provincia de Logar, cinco personas murieron y seis resultaron heridas.

Por otro lado, según fuentes de la resistencia afgana, más de 40 soldados murieron y otros 200 resultaron heridos en un atentado perpetrado el pasado viernes contra un almacén de municiones del Ejército afgano situado en Samarkhel, en la provincia de Nagarhar.

Las noticias del último ataque de la guerrilla coinciden con un informe de Pravda, el órgano del partido comunista soviético, en el que se señala que la situación "se ha agravado" en Afganistán y responsabiliza del empeoramiento a la oposición armada y a las "injerencias de Pakistán", que no cumple con las obligaciones derivadas del acuerdo de Ginebra" del pasado 14 de abril, firmados por Afganistán y Pakistán. Citando fuentes oficiales afganas, el corresponsal de Pravda en Kabul señala que las fuerzas rebeldes se elevan a 1.60.000 guerrilleros, el doble de la cifra del ejército regular afgano, estimado en 70.000 soldados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 27 de septiembre de 1988