Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un patrullero de la Armada obliga al buque ecologista 'Sirius' a dirigirse a Palma

El patrullero Ordóñez de la Armada española obligó ayer al buque Sirius, de la organización ecologista Greenpeace, a desviarse de s ruta y dirigirse al puerto de Palma de Mallorca. El Sirius había salido de Valencia y se dirigía al puerto italiano de Livorno. A las tres de la tarde de ayer, la patrullera se puso en contacto con el buque cuando se encontraba a cuatro millas de la colonia Sant Jordi, en Palma. Según un miembro de la organización ecologista que está a bordo del Sirius, el comandante de la patrullera se negó a informarles del motivo) por el que tenían que dirigirse al puerto mallorquín

El Ordóñez y, una segunda patrullera escoltaron al Sirius hasta Puerto Pi, en Palma, donde el buque de la organización ecologista fue amarrado al dique oeste.Alrededor de las siete de la tarde, cuando el buque ya estaba atracado, responsables de la Armada les informaron de que no tenían permiso para navegar por aguas españolas, según manifestó Xavier Pastor, presidente de la organización ecologista en España.

Pastor negó a este diario que el Sirius necesite ningún permiso especial para navegar y afirmó que el buque tiene toda la documentación en regla. Este extremo no pudo ser contrastado con responsables de la Comandancia ¿le Marina de Palma que no pudieron ser localizados ayer por este periódico. Asimismo, el Gobierno Civil de Palma se negó a facilitar información sobre la situación del Sirius.

Pastor manifestó que la patrullera les seguía desde hace dos días, cuando salieron del puerto de Valencia, donde había repostado. El pasado fin de semana, el Sirius permaneció en Mahón, donde el buque fue abierto al público.

Las tortugas

En los dos últimos días, el Sirius se encontraba en aguas del Mediterráneo entre Ibiza y Alicante realizando una investigación sobre los efectos de la pesca de palangre en las tortugas mediterráneas. "Estas investigaciones han sido observadas en todo momento por el patrullero", agregó Pastor.El presidente de Greenpeace en España negó que el buque hubiera efectuado alguna acción de protesta que pudiera haber provocado la intervención de la patrullera de la Armada. La última acción del Sirius en aguas españolas se produjo el pasado junio en la bahía de Palma de Mallorca.

En aquella ocasión, el buque interceptó al portaaviones norteamericano Eisenhower, que portaba armamento nuclear, cuando intentaba fondear cerca de Palma. Tres lanchas del Sirius se colocaron bajo la proa del portaaviones para impedir que levase anclas. Por aquella acción, el Sirius permaneció retenido tres días en Ibiza, por lo que el capitán del buque interpuso una denuncia por retención ilegal.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 22 de agosto de 1988

Más información

  • El barco de Greenpeace viajaba de Valencia a Livorno