Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un policía, gravemente herido cuando intentaba identificar a dos miembros de los GRAPO

Un policía resultó herido muy grave ayer cuando procedía a identificar en El Berrón, cerca de Oviedo, a dos presuntos miembros del comando Coruña, de los Grupos de Resistencia Antifascista Primero de Octubre (GRAPO), que lograron huir. La policía initensificó los controles de carretera y la búsqueda en la zona oriental de Asturias, donde pueden encontrarse los dos terroristas. Fuentes policiales aseguran que se trata de Laureano Ortega Ortega, de 36 años, responsable del comando, que fue quien disparó, y de otro joven de entre 25 y 30 años con acento andaluz, cuya identidad no se conoce. Ortega y su acompañante ya habían conseguido escaparse el viernes pasado en Gijón de la policía cuando eran identificados.

El agente de la escala básica Exticio Blanco Merino, de 36 años, casado y (,en dos hijos, que resultó herido por una bala que le entró por el hemitórax izquierdo y salió por el costado derecho, se encuentra en la unidad de cuidados intensivos del hospital Covadonga, de la Seguridad Social de Oviedo. Su estado es muy grave. Padece "estallido hepático y desgarro de la curvatura mayor del estómago", según el parte médico. Ayer mismo fue visitado por el delegado del Gobierno, Obdulio Fernández, quien ha suspendido sus vacaciones.Según la versión de los vecinos de El Berrón, localidad situada a 10 kilómetros de Oviedo, en el cruce de la carretera Oviedo-Santander con la de Gijón a Langreo, los hechos se produjeron sobre la 1.30 de la madrugada de ayer. El policía herido y su compañero, Agustín García Pérez, de 41 años, formaban parte de una unidad del 091 en Siero, que realizaba una patrulla regular, cuando procedió a identificar a los dos sospechosos que se encontraban de pie en el desvío de la carretera general hacia el interior de la localidad de El Berrón.

Laureano Ortega abrió fuego contra el policía que le pedía la documentación e inmediatamente después emprendió la huida a pie junte, a su compañero. El otro agente realizó varios disparos contra los fugados, pero, debido a la oscuridad, no llegó a alcanzarles.

Los dos presuntos miembros de los GRAPO permanecieron ocultos en algún lugar de El Berrón hasta que sobre las cuatro de la madrugada emprendieron la huida con dirección a Cantabria en un Talbot 150 de color azul. La policía, alertada por el vecindario, llegó a disparar contra este automóvil que, no obstante, huyó y todavía no ha sido localizado. Poco después se instalaron numerosos controles en la zona oriental de Asturias sin que hayan dado resultado positivo alguno.

La misma pistola

Se desconoce si Ortega Ortega o su compañero pudieron haber sido heridos por alguno de los disparos de los agentes. Tampoco se sabe si el coche que utilizaron era robado o lo habían utilizado ya con anterioridad.Este comando de los GRAPO, al que: se le acusa de atentar y causa la muerte al ex presidente de Caixa Galicia, Claudio Sanmartín, el pasado 27 de mayo en La Coruña, fue localizado el pasado viernes, a primera hora de la mañana, en Gijón, cuando pretendían cobrar un cheque de dos millones que habían extorsionado a un notario de la ciudad. Una de las integrantes del mismo, Rosario Narváez Ternero, de 23 años, fue detenida y ahora se encuentra incomunicada en La Coruña. Sus compañeros, Laureano Ortega y el joven no identificado, huyeron después de encañonar a un policía al que arrebataron su pistola.

La policía ha determinado que esta pistola robada a un agente es la misma con la que Laureano Ortega disparó ayer contra Exticio Blanco. Este hecho ha podido ser comprobado, ya que el agente Blanco consiguió quitar a Laureano Ortega la pistola, tras disparar este último contra él.

La policía localizó el mismo viernes un piso franco de la organización en el barrio de El Llano, en Gijón, y se cree que pudiera haber más inmuebles en esta ciudad ocupados por el comando, el último activo de la organización terrorista. Además de los dos huidos, la policía tiene la seguridad de que Encarnación León Lara y María Jesús Romero Vega, ambas sevillanas, también forman parte del comando.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 17 de agosto de 1988

Más información

  • Establecidos controles en las carreteras de la zona oriental de Asturias