Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA RETIRADA DE AFGANISTÁN / y 2

La guerrilla ataca Kabul al concluir la primera fase de la retirada soviética

ENVIADA ESPECIALLa URSS concluye hoy, a las once de la mañana, en el puesto fronterizo de Kushka, la retirada de la mitad de sus tropas de Afganistán y deja para el Gobierno de Kabul la tarea de recuperar Kunduz (a 60 kilómetros de la frontera con la URSS), caído en manos de la guerrilla apenas fue abandonado por los soldados soviéticos.

Numerosos periodistas extranjeros, entre ellos la corresponsal de EL PAÍS en Moscú, han asistido al momento histórico y han podido recorrer algunas de las zonas de las que se retiran las tropas soviéticas, a los ocho años y ocho meses de su intervención.

En Kabul se respira la tensión y la inquietud mientras siguen cayendo los proyectiles de artillería que lanza la guerrilla desde el otro lado de las montañas que rodean la capital afgana. Uno de los 15 misiles caídos el pasado sábado mató a seis mujeres en una vivienda cercana al Ministerio de Defensa. Otro proyectil, caído el pasado 10 de agosto, mató a un cabo soviético e hirió a dos soldados de la misma nacionalidad en las mismas instalaciones militares que los informadores habían visitado en días antes. Un total de 14 personas murieron ayer y el sábado en Gardez y Jost.

La situación político-militar es "difícil y tensa", manifestó ayer el general Boris Gromov, de 45 años, jefe del contingente soviético. No obstante, añadió, se conserva "una tendencia hacia la normalización".

Pasa a la página 3 Más información en la página 2

Grupo de observadores

Sólo quedan tropas soviéticas en 6 provincias afganas

Las mismas fuentes afirmaban que el Gobierno había enviado a Kunduz un contingente de elite formado por 2.000 hombres para recuperar la ciudad. El periódico Kabul Times (en lengua inglesa) informaba el 11 de agosto que los "extremistas" habían asediado los barrios periféricos de Kunduz durante dos días y habían "causado destrucción" en la ciudad.Kunduz se encuentra en una zona que hasta ahora se consideraba bajo sólido control de los soviéticos. Observadores políticos habían pronosticado dificultades para el régimen de Kabul en Jalalabad (al este) o en Kandahar (al sur), pero no en Kunduz, cuya posición permitió en 1986 a los soviéticos organizar aquí su primera retirada simbólica de tropas.

Preguntado sobre las razones que indujeron al Ejército soviético a retirarse de Kunduz en la primera fase de evacuación, Gromov se remitió ayer al "secreto militar". "Segun el programa", señaló, "pensábamos que era mejor así". ¿Exceso de confianza o jugada cuidadosamente planificada con objetivos a largo plazo?

Estas dos hipótesis son barajadas por los observadores políticos, algunos de los cuales piensan que la URSS es favorable a una negociación entre los sectores moderados del Gobierno y una oposición que hoy no acepta al presidente Mohamed Nadjibulá.

La situación es tranquila en el paso de Salang, un importante nudo de comunicación desde Kabul hacia el Norte y el paso más alto del mundo, a 3.363 metros.

La retirada más difícil, según el general Gromov, se dio en Kandahar, pero la salida de Kunduz discurrió sin incidentes.

Medios soviéticos informados aseguran que varias decenas de soldados soviéticos resultaron heridos en las operaciones de evacuación de Kandahar, a principios de mes. Según estos medios, también hubo heridos en la evacuación de Kunduz.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 15 de agosto de 1988

Más información