Detenido un joven que atracaba con una aguja supuestamente infectada con SIDA

Una jeringuilla hipodérmica, supuestamente infectada con el virus del SIDA, fue el arma utilizada por un joven de 19 años para amenazar, en la madrugada de ayer, a una pareja de Santander a la que, al parecer, intentaba atracar. Gustavo L. B., aguja en mano, paró en la Gran Vía madrileña a los jóvenes santanderinos, preguntándoles: "¿Queréis pillar el SIDA?".Los hechos ocurrieron sobre las 3.15 de la madrugada de ayer, cuando la pareja, el chico domiciliado en Madrid y la chica en la capital cántabra, paseaban por la Gran Vía. Gustavo L. B. abordó a los jóvenes amenazándoles con pincharles con la aguja hipodérmica que portaba. Alertada una patrulla de la Policía Municipal, el joven fue inmediatamente detenido en el lugar de los hechos.

La pareja atracada denunció los hechos en la comisaría de Centro, aunque no declaró haber sido objeto de robo alguno, según la Policía Municipal. Se desconoce si el detenido es consumidor de drogas o si es portador del virus del SIDA. Tampoco se sabe si la jeringuilla estaba infectada.

Según un informe de Sanidad, realizado sobre el personal del hospital Primero de Octubre, es muy difícil contraer el virus del SIDA por un simple pinchazo. De 171 miembros del personal sanitario de este hospital que en 1987 se pincharon, de forma casual, con instrumental contaminado por el SIDA, ninguno resultó infectado.

Además, para que el contagio se produzca, el virus ha de estar activo y se debe introducir en el organismo abundante sangre contaminada, lo que no sucede en un pinchazo superficial. Según diversos estudios, el virus del SIDA deja de estar plenamente activo a las 24 o 48 horas de permanecer a la intemperie.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 18 de julio de 1988.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50