Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

José Lladó, nombrado presidente del patronato del Centro Reina Sofía

El químico José Lladó, ex ministro de Comercio en el primer Gobierno de Suárez y de Transportes en el segundo, ha sido nombrado presidente del Real Patronato del Centro de Arte Reina Sofía, en el curso de su primera reunión, celebrada el miércoles. Al patronato, que forma, junto con el director del centro, Tomás Llorens, el órgano rector de este museo nacional, le corresponde determinar las directrices de actuación del centro y los criterios para vertebrar la colección de arte del siglo XX.

En esta primera reunión del patronato se designó como vicepresidente del mismo a Simón Marchán, catedrático de Estética en la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED), y crítico de arte. También fueron nombrados los vocales de la comisión permanente del patronato, que estará compuesta por Tomás Llorens, en calidad de director del Reina Sofía; por el subdirector del centro, todavía sin nombrar; por Carmen Giménez, directora del Centro Nacional de Exposiciones del Ministerio de Cultura, y por los catedráticos Ignacio Sotá Morales y Kosme Marla Baranano. Son también vocales los empresarios Plácido Arango y Jullán Trincado (presidente de la Asociación de Amigos del Reina Sofía), la directora de museos estatales, Paloma Acuña, y el. senador y jurista Cesáreo Rodríguez Aguilera.A la reunión del patronato del Reina Soria, centro inaugurado el 26 de mayo de 1986 y declara do museo nacional por un real decreto del pasado 27 de mayo asistió el subsecretario del Ministerio de Cultura, Miguel Satrústegui, y el director general de Bellas Artes, Juan Miguel Hernández León.

El presidente del patronato, José Lladó, nació en Madrid en 1934. Doctor en Ciencias Químicas y química industrial, fue ministro de Comercio en 1976, de Transportes y Comunicaciones en 1977, y embajador de España en Estados Unidos en 1978. Es un importante coleccionista de arte.

Comisión de compras

El vicepresidente del patronato, Simón Marchán, perteneció a la comisión de cinco expertos encargada, con un presupuesto superior a los 1.000 millones de pesetas, de la compra de obras para la colección permanente del Reina Sofía, que se centra en clásicos españoles del siglo XX y que está previsto sea abierta al público en otoño del próximo año.El grueso de esas adquisiciones son óleos y esculturas de Pablo Picasso, Salvador Dalí, Julio González, óscar Domínguez, Nina Kogan, Calder, Tápies, Manuel Millares, Antonio Saura, Rafael Canogar, Eusebio Sempere, Esteba Vicente, Richard Serra, Mario Merz, Eduardo Arroyo, Luis Gordillo, Antonio Muntadas, Juan Navarro Baldeweg, Ferrán García Sevilla, Segui Aguilar, David Lechuga y Mateo Hernández. La colección permanente, aparte estas adquisiciones, está formada por piezas procedentes de la colección permanente del Museo Español de Arte Contemporáneo (MEAC), y las de arte del siglo XX del Museo del Prado, según informó el propio Marchán en el acto de nombramiento del director del centro, Tomás Llorens, a primeros de junio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 16 de julio de 1988