La FIFA pretende los mayores beneficios de su historia con el Mundial de Estados Unidos

La Federación Internacional de Fútbol Asociación (FIFA) espera conseguir los mayores beneficios de su historia con el Mundial de 1994, que se celebrará en Estados Unidos. Algunas fuentes consideran que los derechos de televisión del torneo pueden venderse por 50 millones de dólares (unos 6.000 millones de pesetas), 10 veces más que los recibidos por el Mundial 86, en México. Marruecos, una de las candidaturas derrotada, junto con Brasil, a organizar el torneo de ese año, intenta ahora el Mundial 98.

Más información

Estados Unidos no se ha clasificado para el Mundial desde 1950, pero esto no quiere decir que no sea un buen anfitrión. El Mundial es tanto un espectáculo como una competición futbolística, y eso gusta mucho en Estados Unidos."No faltarán espectadores en las tribunas", dijo Guido Tognoni, el jefe de prensa de la FIFA. "A América le encantan los grandes eventos, no le importa quién está jugando o qué se esté jugando".En la elección, hubo siete votos a favor de Marruecos y dos para Brasil, los otros países que compitieron por la sede. Pero, según los informes presentados, Estados Unidos tiene más canchas que Marruecos, y la mayoría están en mejores condiciones que los estadios en Brasil. Y sólo Estados Unidos le ha ofrecido a la FIFA la posibilidad de beneficios económicos de gran importancia. Es un país de 243 millones de habitantes, con un ingreso per cápita de 10.797 dólares (1.306.437 pesetas), y hay quienes calculan que la FIFA puede vender los derechos de televisión en los Estados Unidos por 50 millones de dólares, casi diez veces la cantidad por la que se vendieron en 1986.

"Es un día histórico para Estados Unidos", dijo Tim Robbie, hijo de Joe Robbie, quien, a pesar de ser el dueño de los Miami Dolpliins, una de las potencias de la National Football League, de fútbol americano, es también uno de los patrocinadores más leales del soccer -como se conoce al fútbol en EE.UU.

"Cuando vi que ganamos sentí un gran alivio", dijo Wemez Fricker, presidente de la federación estadounidense de fútbol pero enseguida comencé a pensar en lo que tenemos que hacer".

El comité organizador ha dado a escoger a la FIFA entre 18 estadios, comenzando con el Rose Bowl de Pasadena (California), con capacidad para 105.000 aficionados. Pero algunos de los campos tendrán que ser ampliados y cubiertos con césped para satisfacer los reglamentos de la FIFA. Giants Stadium, la antigua sede de los New York Cosmos, y la mejor cancha en el noroeste del país, ha rehusado ser sede por el costo de las modificaciones.

El desencanto de Marruecos

La consternación pesaba ayer en Marruecos, según informa Javier Valenzuela, desde Rabat. "La elección de Estados Unidos ha sido una nueva victoria del dólar frente al Tercer Mundo", es la conclusión mayoritaria de los marroquíes.

"Muridial 94: una elección injustificada", tituló en primera página el oficialista Le Matin du Sahara. "Gana Estados Unidos, pero los siete votos conseguidos por Marruecos son un trampolín para l998", anunció el opositor L'Opinion. El comunista Al Bayane aseguró que "la FIFA no ha podido resistir al encanto del billete verde".

Albergar el Mundial significaba para los marroquíes un motivo de orgullo nacional, algo así como convertirse en el líder deportivo de África y Asia. El campeonato traería además turistas e inversiones.

"Ganó el negocio y perdió el fútbol", declaró tras conocer la decisión de la FIFA el coronel Balmus, presidente de la Real Federación Marroquí de Fútbol. "Pero esta ha sido también una gran victoria para el Tercer Mun-, do. Era la primera vez que un país de África o Asia presentaba una candidatura seria", añadió el coronel. "Haber conseguido siete votos es un excelente resultado para Marruecos", dijo por su parte el ministro de Juventud y Deportes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 05 de julio de 1988.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50