Más de un millón de niños son forzados a prostituirse, según un informe

Más de un millón de niños son secuestrados o vendidos para ser prostituidos dentro del mercado internacional, que maneja miles de millones de pesetas cada año, según un informe presentado ayer en la reunión de ministros de Justicia del Consejo de Europa que se ha celebrado en Lisboa.El tráfico de niños registra un crecimiento en todo el mundo, y se ha convertido en un serio problema, tanto en Europa y Estados Unidos como en el Tercer Mundo. La ponencia noruega denuncia la existencia de un mercado regional europeo en plena expansión: 5.000 niños y 3.000 niñas dedicados a la prostitución en París en 1987, según el informe. Organizaciones privadas estadounidenses han calculado entre un billón y 21 billones de pesetas, el volumen de negocios que representa la prostitución infantil en Estados Unidos, informa Nicole Guardiola.

El ministro español de Justicia, Fernando Ledesma, reconoció la estrecha relación que existe en España entre la mendicidad infantil y la prostitución de menores, y anunció que las sanciones contra este tipo de delitos se agravarán en la nueva reforma penal, todavía en estudio.

En su intervención ante los ministros de Justicia, Ledesma aseguró que el mejor derecho penal es la prevención en materia de salud, educación y trabajo.

Paidofilia

Los ministros debatieron, en sesiones a puerta cerrada, el establecimiento de medidas legales para intentar cortar la prostitución infantil según informaron fuentes del Consejo de Europa. Pero los expertos -añadieron- consideran que el mayor obstáculo para concretar esta lucha es el desconocimiento del alcance real del problema.

Alf Andersen, representante de Noruega, dijo que la prostitución infantil constituía un problema grave en Brasil, Tailandia y Filipinas, pero que también estaba extendido en áreas industrializadas. "Los paidófilos son muy activos y muy peligrosos en Estados Unidos y Europa. No son los típicos viejos que juegan con los niños en el parque. Se encuentran entre los profesores y los líderes juveniles".

Andersen dijo que el uso de las modernas videocámaras significa que la pornografía infantil está aumentando. "Los paidófilos ya no necesitan de la pornografía profesional. Hacen las películas ellos mismos en su casa y se las intercambian entre sí", añadió.

El comercio de niños se genera desde Latinoamérica, Asia y África hacia Europa, Norteamérica y Oriente Medio. Los niños se compran o secuestran en suburbios del Tercer Mundo por organizaciones criminales o falsas agencias de adopción, se venden a intermediarios y éstos a clientes ricos del Norte.

La compra de niños gitanos entre 10 y 15 años y su posterior venta a bandas armadas por cerca de 900.000 pesetas, es otra de las formas de comercio de menores, señalada en la conferencia que fue clausurada ayer.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS