Las mujeres sufren menos infartos, pero más graves

Un estudio realizado el año pasado sobre 3.000 infartos en un grupo de hospitales españoles reveló que, aunque las mujeres sufren menos infartos que los hombres -el 24,8% frente al 75,2%-, la mortalidad en el sexo femenino -el 19,8%-, supera en algo más del 5% al porcentaje de muertes por infarto en los hombres. Este estudio puso de manifiesto que el infarto de miocardio en la mujer es más grave que en el hombre y que, además, un porcentaje superior de mujeres muere.En 1983, las tasas de mortalidad en España por cardiopatías isquémicas fueron del 157 por 100.000 habitantes en los hombres y de 41 por 100.000 habitantes en mujeres. En los últimos años se ha producido un incremento del número de infartos en las mujeres. "Aunque no se ha comprobado científicamente, este ascenso puede deberse al cambio de hábitos de vida que han incrementado los factores de riesgo. Entre estos factores se encontraría el mayor consumo de tabaco y una dieta rica en grasas animales", afirma Leandro Plaza, vicepresidente de la Sociedad Española de Cardiología.

Más información

Después de los 50

El infarto en la mujer es excepcional hasta la llegada de la menopausia, momento en que las cifras entre ambos sexos se acercan. A partir de los 50 comienza a subir el porcentaje de mujeres con infartos y la cifra se incrementa entre los 60 y 70 años. Mientras algunos médicos consideran que la mujer está protegida por los estrógenos, otros no creen que sean las hormonas femeninas las responsables de que las mujeres sufran en menor medida infartos."Se comprobó en dos grupos de mujeres artificialmente :sometidas a menopausia -exitirpación de los ovarios o del útero- que no había diferencia con el resto. Es decir, no se produjeron cardiopatías en este grupo. Lo que evidencia que los estrógenos no evitaban el infarto de miocardio", :señala Plaza. "Incluso, se ha comprobado que suministrar dosis elevadas de estrógenos puede provocar infartos", añade. "Los estudios se dirigieron entonces a la investigación sobre la testosterona en el hombre como posible causante del infarto, ya que esta hormona masculina facilita la aparición de colesterol elevado en sangre".

Sin embargo, otros médicos no son de la misma opinión y consideran que son las hormonas femeninas las que protegen a las mujeres de las cardiopatías ísquémicas. Así lo afirma Luis Martín Jadraque, jefe del servicio de coronariopatías del hospital La Paz de Madrid. "Los estrógenos protegen frente a la arteriosclerosis -obstrucción de las arterias por placas de ateromas-, ya que junto a los factores genéticos de la estructura de las arterias en las mujeres, la distribución de los lípidos en sangre, debido a las lipoproteínas de alta densidad, evita la aparición de arteriosclerosis".

Diabetes y anticonceptivos

Entre otros factores que incrementan el riesgo de infarto se encuentran: la diabetes; la utilización de anticonceptivos esteroideos por vía oral (este tipo de anticonceptivo eleva la aparición de trombosis venosas y por tanto la formación secundaria de arteríosclerosis) o el estrés, que produce un aumento de las catecolaminas, y por tanto puede ser un factor desencadenante del infarto de miocardio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0010, 10 de junio de 1988.

Lo más visto en...

Top 50