Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La 'perestroika' va en serio, según Garrigues y Díaz-Cañabate

El máximo dirigente del Kremlin, Mijail Gorbachov, trata de hacer comprender a sus compatriotas que la perestroika va en serio y que la reforma pretende lograr un mayor respeto y satisfacción a las necesidades de todo el pueblo soviético, dijo el ex ministro de Justicia y ex embajador español Antonio Garrigues y Díaz-Cañabate en una conferencia pronunciada ayer por la noche en el madrileño Club Siglo XXI. Garrigues destacó la fuerte personalidad de Gorbachov. Al referirse a la perestroika (reestructuración), el ex ministro dijo: "Es la autogestión socialista, el estímulo de la iniciativa de la actividad autonómica, la confirmación de la disciplina y del orden, la apertura de la transparencia (glasnost), de la crítica y de la autocrítica en todos los sentidos; es la confirmación del respeto, del valor y de la dignidad de la persona". Toda esta reforma, agregó, transmite un mensaje de que "la reestructuración es una cosa seria" que afecta no sólo a las cotas altas de la población, sino a toda la sociedad soviética.El conferenciante afirmó también que la perestroika significa "iniciativa de masas". "Es el desarrollo de la esfera social y un mayor respeto y satisfacción por las necesidades del pueblo soviético", añadió. Garrigues recordó, por otra parte, que Gorbachov ha declarado que la URSS por sí misma no puede resolver todos los problemas y que necesita de una cooperación internacional.

El diplomático destacó la importancia del reconocimiento de los derechos humanos, y en especial, el más importante de ellos, que es la libertad: "Un régimen político que no respete los derechos humanos y la libertad, especialmente la libertad religiosa, carece de la necesaria legitimidad".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 31 de mayo de 1988