Desterrada de Elche una mujer por llamar "prostituta" a su vecina

Encarnación G. T., de 34 años, ha sido condenada por la Audiencia de Alicante a una pena de siete meses de destierro de la ciudad de Elche (Alicante), en la que reside. La mujer fue acusada de injuriar a una vecina, a la que llamó prostituta y a la que acusó de haber tenido un hijo con otro hombre que no era su marido. La condenada tendrá que vivir durante siete meses a no menos de 25 kilómetros de Elche.

Los hechos se desarrollaron a finales del año 1986 en el barrio ilicitano de Los Palmerales, uno de los más conflictivos de la ciudad.

Las acusaciones de Encarnación G. T. contra su vecina fueron comentadas entre varias amigas, quienes posteriormente se lo relataron a la afectada. Ésta, al considerar lastimada su imagen, decidió denunciarla ante los tribunales.

Durante el juicio, Encarnación negó que hubiera dicho que su vecina ejerció la prostitución en Barcelona, y la defensa señaló que las afirmaciones de la acusada eran consecuencia de los "consejos" de otras vecinas.

Según la sentencia, la condenada ha de pagar una multa de 50.000 pesetas e indemnizar a la perjudicada con 100.000 pesetas. El tribunal rebajó la cifra inicial de la acusación particular, que había pedido una indemnización de dos millones de pesetas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 25 de mayo de 1988.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50