Los extranjeros invirtieron 73.000 millones en inmuebles turísticos en la Costa del Sol

Las inversiones inmobiliarias turísticas en la Costa del Sol, pagadas con divisas, ascendieron a 73.000 millones de pesetas durante 1987, lo que supone un 33% del total nacional, que, según datos del Banco de España, sumaron 221.441 millones de pesetas. El principal inversor inmobiliario extranjero en la costa sigue siendo un año más el británico, que adquirió inmuebles por valor de 36.000 millones de pesetas, mientras se confirma nuevamente que las inversiones árabes no dejan de ser un mito, ya que no alcanzaron ni el 2%.José Prado Seseña, presidente de la Asociación de Promotores Inmobiliarios Turísticos, señaló que las inversiones extranjeras en este concepto se incrementaron en un 16,25% durante 1987 respecto al año anterior. Éstas se han producido a lo largo de toda la costa, desde Nerja a Manilva, destacando sobremanera los municipios de Marbella y Mijas.

Las inversiones engloban la compra de parcelas, apartamientos, chalés y hoteles, y han sido efectuadas en un 70% por particulares con edades comprendidas entre los 45 y 60 años.

Tras los inversores británicos, destacan en importancia los alemanes occidentales. Asimismo, Prado Seseña aseguré que no se produjo ninguna inversión japonesa a pesar de las nuevas delegaciones de este país que visitaron la costa durante 1987. Destacó, por otra parte, el crecimiento de las inversiones de españoles, especialmente procedentes de Bilbao y Vitoria.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 08 de mayo de 1988.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50