Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Raúl Ruiz: "El cine es siempre posmoderno"

El director chileno visita la Filmoteca Española

El cineasta chileno Raúl Ruiz, exiliado en Francia e instalado en el cine independiente francés, ha visitado Madrid con motivo de la muestra que con sus más recientes producciones ha organizado la Filmoteca Española hasta el próximo día 11. Con más de medio centenar de filmaciones, Raúl Ruiz, prolífico, insólito y fascinante, es uno de los baluartes del cine de autor actual, evidencia que demuestran sus películas, donde se respira una atmósfera de libertad de tono y donde aparecen historias flotantes ligadas a un tema central. Para Ruiz, "el cine es siempre posmoderno".

MÁS INFORMACIÓN

Su filmografía, poco fácil de asumir por los circuitos comerciales, reúne la teatralización con la investigación visual, integrando la novela gótica. el surrealismo y la tradición aventurera con la parodia.Su militancia es el Partido Socialista chileno, y su exilio, en 1973, tras el golpe de Pinochet, primero a Argentina y luego a Europa, le envolvieron en una aureola de cineasta político que no es exacta. "Yo siempre quise hacer cine. Si hacía cine político era porque en algunos momentos me parecía ineludible; es algo que ocurre cada cierto tiempo".

El director es consciente de la despreocupación actual de los intelectuales hacia el cine y de las dudas de la validez de este arte como arma revolucionaria. "Hoy existe una voluntad del poder político para transformar el cine en un medio pasivo de comunicación, como hay consenso, y escepticismo, por parte de los intelectuales en cuanto a la aportación cultura¡ del cine. Ello es reflejo del conformismo social que vivimos, cuyo escepticismo con el cine proviene de una época en que se creyó que dicho medio podría cambiar muchas cosas, cuando nunca fue capaz de cambiar la mentalidad. Pero el cine sí tiene una capacidad para transformar lo evidente en dudoso; y esto es una gran fuerza política, que opera en el sentido inverso al que los políticos creyeron".

El primer arte

El cineasta, que opina que el cine es el primer arte que conocemos, aunque tardamos en darnos cuenta de que es un arte, no tiene falsos orgullos de autor. "Dependo de qué consideraciones se realicen podré, o no, ser catalogado como autor. Pienso que sólo hago películas paródicas, y en la medida que parodio a otros autores puedo ser autor; pero no tengo obsesiones personales muy marcadas. En cuanto a la parodia, creo que ha sido muy maltratada. El efecto irónico de la repetición de una técnica tiene gran tradición en la historia de la cultura. Si no se entiende la parodia, jamás se podrá entender verdaderamente a Góngora, ni a buena parte de las obras del Renacimiento, que no eran otra cosa que parodias. Lo que hoy se llama posmoderno, ese gusto por reexaminar técnicas del pasado, de alguna manera ha existido muchas veces en la humanidad, y en cine, en todo caso, siempre. Desde sus comienzos, el cine ha sido posmodemo, y lo sigue siendo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 9 de mayo de 1988