Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

EI partido del presidente Roh Tae Woo no obtiene la mayoría en las elecciones- legislativas de Corea del Sur

La formación política en el poder en Corea del Sur, el Partido para la Justicia Democrática (PJD), del presidente Rob Tae Woo, ganó ayer las elecciones legislativas para la nueva Asamblea Nacional, en medio de una jornada electoral generalmente tranquila, pero con denuncias de la oposición sobre prácticas fraudulentas y protestas minotarias de estudiantes. A pesar de sus ventajas, el PJD no logró retener su actual mayoría en la Asamblea Nacional al no hacerse con un mínimo de 112 diputados del total de 224 elegidos por voto directo.

MÁS INFORMACIÓN

El Partido para la Paz y la Democracia (PPD), de Kim Dae Jung, se convierte en la segunda fuerza política surcoreana, seguido del Partido para la Reunificación Democrática (PRD), de Kim Young Sam, y, en cuarto lugar, el Partido Republicano para la Nueva Democracia (PRND), de Kim. Jong Pil.Al cierre de esta edición, y según el recuento de votos difundido a través de la televisión estatal surcoreana KBS, el reparto de escaños, con el 91,2% del voto escrutado, era de 81 diputados para el PJD, 54 para el PPD, 43 para el PRD y 25 para el PRND. En. tales previsiones la oposición sumaba una mayoría de 122 escaños. De estos resultados no cabe descartar, que el partido mayoritario, del presidente Roh Tae Woo, pueda seguir gobernajado en el futuro, mediante una coalición con alguno de los partidos de la oposición.En la madrugada española aún continuaba la lucha reñida entre los grandes partidos por 14 escaños, mientras siete habían sido ganados por independientes.

En líneas generales, las elecciones de ayer en Corea del Sur confirmaron la tendencia de un voto de castigo mayoritario al partido del Gobierno, como ocurrió ya en la elección presidencial del pasado mes de diciembre, donde los dos principales candidatos de la oposición, Kim Young Sam y Kim. Dae Jung, lograron, entre los dos, casi el 55% de votos, frente al 36% de Roh Tae Woo.

Descenso de la participación

Los surcoreanos acudieron a las urnas con poco entusiasmo, a juzgar por el porcentaje relativamente bajo de participación, el 72,6%, cuando en las legislativas de 1985 había sido del 84,2% y en la presidencial de diciembre, del 89%.

El veredicto de los electores desmintió las previsiones de con fortable mayoría para el partido en el poder. En Seúl, por ejemplo, la lucha fue muy cerrada es tando en disputa en neta compe tencia el PJD, el PRD y el PPD para lograr los 42 escaños de la circunscripción principal del ,país. Con esta minoría en la Asamblea Nacional, el PJD podría verse forzado a acelerar las reformas prodemocráticas propuestas por el nuevo presidente de la República surcoreana, Roh Tae Woo.

Alegando prácticas fraudulentas, varios simpatizantes de los partidos de la oposición secuestraron 10 urnas en la localidad de Ulsan. Por otra parte, decenas de seguidores de Kim Dae Jung invadieron un colegio electoral en Mokpo, al sur del país, causando destrozos en el centro electoral, en señal de protesta por la falta de papeletas para los candidatos de la oposición. Sin embargo, el escándalo más sonado llegó a través de una emisora de televisión que anunció la victoria de un candidato oficial 24 horas antes del voto

La formación de Kim Dae Jung, antes de esta elección, era intento de manipulación de los considerada por la mayoría de observadores políticos como moribunda, debido a las posturas radicales de su líder. Pero, a juzgar por el comportamiento del electorado, sobre todo en la zona de Seúl y en la provincia de Chola, al sur del país -donde nació el citado dirigente, pasa a ser la primera fuerza de la oposición política al régimen del presidente Roh Tae Woo.

Libenades democráticas

Un presidente que, al jurar su cargo, el 25 de febrero último, en Seffi, prometió a los 42 millones de surcoreanos un sistema de libertades democráticas, después de casi 20 años de regímenes militares autoritarios.

Una oposición fuerte, como la que parece surgir en estas elec ciones legislativas, puede estirnu lar al ex general Roh Tae Woo a cumplir su programa aperturista en un país en rápido crecimiento económico y que será la sede de los Juegos Olímpicos este verano.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 27 de abril de 1988