Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El avión secuestrado aterriza en Chipre tras un dramático intento en Beirut

El avión kuwaití secuestrado el pasado martes aterrizó ayer en el aeropuerto chipriota de Larnaca después de que el comandante del Boeing 747 intentara desesperadamente, durantes horas, aterrizar en el aeropuerto internacional de Beirut, bajo control sirio."Tengan piedad de nosotros, se lo suplicarnos, déjennos aterrizar", era el llamamiento dramático efectuado simultáneamente por tres rehenes del avión que intentaba aterrizar en el aeropuerto beirutí, cuyas pistas estaban repletas de coches de bomberos y ambulancias que lo impedían. "El carburante de Líbano está contaminado, aléjense", respondió la torre de control del aeropuerto.

Con una autonomía de vuelo de 10 horas, la aeronave había salido a las 14.28 (11.58, hora peninsular española) de Mashad, ciudad iraní donde permanecía desde que fue secuestrada, y estuvo sobrevolando Beirut e intentando ir a Damasco, hasta que, ocho horas más tarde, las autoridades chipriotas le permitieron aterrizar para evitar una catástrofe.

Hubo un momento en que el piloto Regó a amenazar a los responsables del aeropuerto beirutí con estrellar el aparato contra el mar. La respuesta de la torre de control fue indicarle el corredor aéreo hacia Damasco, cuyo aeropuerto parecía dispuesto a recibir al avión, según fuentes israelíes. Sin embargo, cuando ya el carburante comenzaba a escasear y después de haber recorrido unos 68 kilómetros en dirección a Siria, Damasco se negó a que el avión aterrizara, y el piloto volvió a recurrir infructuosamente a Beirut.

Página 5

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 9 de abril de 1988