Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Agentes de seguridad de EE UU matan a cuatro jóvenes en Honduras

Cuatro estudiantes y una adolescente murieron en Tegucigalpa, capital de Honduras, durante los disturbios que se produjeron frente a la Embajada norteamericana, ante la que se congregaron varios miles de manifestantes para protestar por la entrega a Estados Unidos del narcotraficante hondureño Juan Ramón Matta. Cuatro de las víctimas murieron por disparos realizados por agentes de seguridad apostados en una loma del edificio diplomático

El Gobierno del presidente José Azcona decretó esta madrugada el estado de emergencia en las principales ciudades del país y dejó en suspenso las garantías constitucionales relativas a los derechos individuales. Asimismo, denunció un plan del narcotráfico internacional para tomar el poder. Azcona tenía previsto Regar el día 16 a España en visita oficial.Los disturbios, que provocaron graves daños en varias dependencias de la embajada, se consideran los más graves de carácter antinorteamericano ocurridos en Honduras, y abren una incógnita sobre la estabilidad del país centroamericano más fiel a la política de Washington.

La policía tardó dos horas en acudir, y durante ese tiempo los funcionarios, así como los infantes de Marina de vigilancia y un cuerpo de guardia privada de la embajada, no respondieron a los ataques. Un portavoz del Gobierno norteamericano declaró ayer que ningún miembro de seguridad de la misión diplomática disparó contra la multitud. Testigos presenciales afirmaron que la policía lanzó al principio gases lacrimógenos y que posteriormente un grupo de uniformados disparó balas contra los congregados desde una loma de la embajada.

Páginas 2 y 3

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 9 de abril de 1988

Más información

  • El presidente Azcona suspende los derechos individuales