Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hoy se abre al tráfico la variante de la carretera de Andalucía

A partir hoy entra en funcionamiento una variante de Aranjuez; de la carretera nacional IV (Madrid-Audalucía), lo que evitará la circulación por el casco urbano y las fuertes retenciones que se producían habitualmente en este punto, sobre todo en época de vacaciones. El nuevo trazado, de 16 kilómetros, permitirá ahorrar, según cálculos del MOPU, más de tres millones de horas al año a los usuarios. También serán Inaugurados los tramos La Guardia-Madridejos, en Toledo, y Valdepeñas-Almuradiel, en Ciudad Real, lo que constituye los primeros pasos en la conversión de la nacional IV en autovía.

Los kilómetros de autovía que hoy entran en servicio suman 68 entre los tres tramos y han sido realizados con las características que definen una autovía: dos calzadas con dos carriles cada una, arcenes exteriores de 2,5 metros e inferiores de un metro, con una mediana de separación entre calzacdas de anchura variable, intersecciones a distinto nivel y limitación parcial de accesos. El coste global de estas obras asciende a 5.330 millones y en su realización se ha trabajado durante algo más de dos años.La variante de Aranjuez, que se inició a finales de 1985 y ha sido construida por la empresa Ferrovial, ha tenido en cuenta suprimir el impacto negativo que la anterior travesía tenía sobre el conjunto artístico-histórico de Aranjuez.

La variante sale del kilométrico 36,5, al comienzo de la cuesta de la Reina, bordea Aranjuez por el oeste, cruza el río Tajo poco después de su confluencia con el Jarama y enlaza con el trazado actual de la nacional IV en el punto 52,5 dentro de la provincia de Toledo. Hasta ahora, el puente largo de Aranjuez era un cuello de botella para el intenso tráfico de vehículos que soportaba y era tradicionalmente calificado de punto negro por la Dirección General de Tráfico.

El tramo La Guardia-Madridejos, de 29,4 kilómetros, y el de Valdepeñas-Almuradiel, de 22,5, reúnen las características propias de las autovías en cuanto a velocidad (100 kilómetros hora), flexibilidad en el acceso en los núcleos de población próximos, incorporación y salidas mediante carriles de cambios de velocidad y cruces a distinto nivel.

Estos tramos, a cuya inauguración asistirá el vicepresidente del Gobierno, Alfonso Guerra, forman parte del plan de reconversión de la nacional IV Madrid-Cádiz en autovía, con 580 kilómetros y una inversión global de cerca de 75.000 millones de pesetas. En la actualidad se hallan en ejecución los tramos Villaverde-Seseña, de unos 28 kilómetros, Ocaña-La Guardia, de 23, y Manzanares-Valdepeñas, lo que suman 91 kilómetros, cuya probable finalización será en la primavera de 1989.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 23 de marzo de 1988

Más información

  • El desdoblamiento permitirá un ahorro de tres millones de horas al año a los automovilistas