Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Economía y la FEMP discrepan sobre la aportación estatal a los ayuntamientos

El Ministerio de Economía y Hacienda y la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) mantienen posiciones discrepantes sobre la aportación económica del Estado a la Administración local, después de la primera sesión negociadora que, el martes por la noche, sostuvieron el ministro Carlos Solchaga y el presidente de la FEMP y alcalde de Valladolid, Tomás Rodríguez Bolaños. El pasado viernes la comisión ejecutiva de la FEMP acordó proponer a todos los Ayuntamientos españoles que aprueben mociones reivindicando una cuota de participación del 7,43% de los ingresos del Estado en 1989.La oferta presentada por el ministro de Economía consiste en un aumento de 100.000 millones de pesetas en el Fondo Nacional de Cooperación Municipal , que este año alcanza los 340. 000 millones. Los dirigentes de la FEMP consideran insuficiente esta propuesta, ya que va acompañada de la pretensión de la Administración central de recuperar los ingresos que actualmente van a parar a las arcas municipales en concepto de plusvalías. Estos ingresos están valorados este año en 35.000 millones de pesetas. La negociación, según fuentes de la FEMP, proseguirá en los próximos días.

Iniciativa de Economía

El diálogo entre la Administración central y los representantes de los municipios sobre la cuota de participación de los Ayuntamientos en los ingresos del Estado se ha reiniciado a iniciativa del Ministerio de Economía y Hacienda. El pasado viernes, la comisión ejecutiva de la FEMP acordó efectuar un llamamiento a las corporaciones locales de toda España para que aprueben mociones reivindicando una aumento sustancial de los ingresos de las administraciones locales.La FEMP pretende, ante todo, que la próxima tramitación parlamentaria del anteproyecto de ley de Financiación de las Entidades Locales [que será aprobado en breve por el Consejo de Ministros] se efectúe después de haber alcanzado un acuerdo que permita a los ayuntamientos una mayor participación en los ingresos del Estado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 12 de marzo de 1988