Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
TRIBUNALES

El fiscal, favorable a la extradición de un miembro de las Brigadas Rojas

La Sección Tercera de la Audiencia Nacional dejó ayer visto para sentencia la petición italiana de extradición de Umberto Passigatti, presunto miembro de las Brigadas Rojas, sobre el que pesan diversas órdenes de busca y captura emitidas por tribunales de Roma y Florencia que le acusan de tenencia de armas e insurrección armada. La fiscalía se ha mostrado favorable a la petición de extradición.

Asimismo, Passigatti está condenado en rebeldía en Italia por un delito de pertenencia a asociación subversiva y penado con seis años de reclusión. Passigatti, de 35 años, fue entregado el pasado 1 de julio por la policía francesa a la española, tras aplicarle el procedimiento de urgencia absoluta.

Umberto Passigatti fue detenido en octubre de 1986 en Paris, junto al también italiano Roberto Peli, acusado de falsificación en documento público. Ambos activistas cumplieron condena de siete meses en Francia. Mientras que Peli se encuentra en libertad, tras denegar la justicia francesa la extradición solicitada por Italia, el ministro delegado para la seguridad francesa, Robert Pandraud, ordenaba la expulsión a España, por el procedimiento de máxima urgencia, de Passigatti.

De este modo, el 1 de julio de 1987, la gendarmería francesa entregaba a la policía española, en el aeropuerto de Madrid- Barajas, al presunto miembro de las Brigadas Rojas. Desde ese momento, Umberto Passigatti permanece recluido en la prisión de máxima seguridad de Alcalá Meco (Madrid), a la espera de que la Audiencia Nacional decida sobre la petición de extradición de Italia que pesa sobre él.

"Fraude de ley"

El abogado del italiano, Juan Manuel Olarieta, considera que existe un "fraude de ley" en este asunto, y denuncia la existencia de un acuerdo entre Francia, Italia y España —este último país, como intermediario— para la devolución de personas acusadas por Roma y residentes en Francia. Olarieta entiende que, al no tener suscrito este último país el Convenio Europeo de Extradición de 1957, se está utilizando a España como "puente" para facilitar la devolución de Umberto Passigatti a Italia.

El letrado Olarieta manifestó ayer que las entregas de italianos a España forman parte del acuerdo hispano-francés sobre terrorismo, que ha permitido la expulsión de unos 200 presuntos miembros de ETA a España.

Por su parte, la fiscalía se mostró favorable a la extradición, y señaló que los delitos de los que se acusa a Passigatti se corresponden con otros contemplados en la legislación española. Umberto Passigatti declaró en la sesión de ayer en la Audiencia Nacional que se consideraba "secuestrado" en España. La Sección Tercera de la Audiencia Nacional decidirá en breve si concede o deniega la petición de extradición del presunto miembro de las Brigadas Rojas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 12 de febrero de 1988