Problemas de coordinación retrasan el despliegue de la Ertzaintza

El gobernador civil de Vizcaya y portavoz de la Administración central en la Junta de Seguridad del País Vasco, Iñaki López, condicionó ayer el despliegue de la Ertzaintza y repliegue de las fuerzas de seguridad del Estado, en el País Vasco a que se alcance un acuerdo satisfactorio en cuestiones como la coordinación entre los dos cuerpos policiales y la designación de los mandos. La Junta de Seguridad volverá a reunirse el próximo 10 de marzo.Tras la nueva reunión, que se celebró ayer en Vitoria, Iñaki López argumentó este criterio asegurando que "es diferente que exista una buena coordinación entre la policía estatal y la autonómica a la hora de calcular los efectivos necesarios de las fuerzas de seguridad del Estado en el País Vasco". "A nadie le cabe ninguna duda", agregó, "de que el Estado necesita una información correcta y puntual de lo que pasa en esta comunidad, y si la coordinación funciona bien, el número de funcionarios de policía del Estado que van a estar en el País Vasco necesariamente será menor que el número de ellos necesario si la coordinación no funciona, y la información hay que obtenerla por los propios medios de las fuerzas de seguridad del Estado".

Según los dos portavoces de la Junta de Seguridad, estas cuestiones quedarán totalmente resueltas una vez estudiados varios informes que se están ultimando en este momento y que se presentarán durante la próxima reunión. "Los acuerdos pueden ser inmediatos", aseguró el ex viceconsejero de Interior Eli Galdos, "una vez que dispongamos en la mesa de trabajo de varios documentos técnicos que nos faltaban". Para Iñaki López, sin embargo, el acuerdo no será tan fácil en todos los temas "porque estamos hablando de la estructura total que va a tener la policía autónoma del País Vasco dentro de varios años".

Los mandos

Durante de la anterior reunión, celebrada el pasado 7 de enero, la Junta de Seguridad analizó el plan de despliegue presentado por el Ejecutivo autónomo y que alcanza hasta el año 1983 a 8.525 ertzainas. Por su parte, los representantes de la Administración central *propusieron el nombramiento de 37 nuevos mandos para los más de 3.100 ertzainas desplegados en la actualidad. Asimismo, propusieron la creación de un gabinete de enlace y coordinación permanente en cada una de las capitales vascas entre los dos cuerpos policiales. En opinión de Galdos, "estos gabinetes deberán facilitar a la Ertaintza el acceso a los bancos de datos de los cuerpos de seguridad del Estado". "Eso es lo que yo entiendo por buena coordinación", aseguró.

Los principales problemas para llegar a acuerdos en la Junta de Seguridad discurren en tomo a la designación de los nuevos mandos, ya que los representantes de la Administración central cuestionan seriamente que los mandos de la policía autónoma sean designados a través de oposiciones internas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 11 de febrero de 1988.

Lo más visto en...

Top 50