Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
REVISTA DE PRENSA

El mundo del SIDA

Sería difícil exagerar el peligro global que para la especie humana representa en la actualidad el SIDA. La conferencia internacional celebrada en Londres no tiene precedente, no sólo por su proyección internacional sino también por el grado de urgencia con que se ha abordado el problema que representa el SIDA.Los datos hablan por sí mismos: se espera que se doble durante 1988 el número total de casos de SIDA, actualmente 150.000; el tratamiento actual es caro, y trata de paliar sus efectos más que de curar la enfermedad. La investigación médica está aún muy lejos de encontrar la forma de curar el SIDA o una vacuna efectiva.

Con diferencia, el factor más importante en su difusión parte de los modelos de comportamiento sexual. Es un imperativo moral que dichos modelos deben cambiar. Son meras excusas las acusaciones contra los homosexuales y otras minorías de tener la culpa de la enfermedad. El cambio de actitud moral requerido para responder al SIDA afecta a todos.

Es peligroso creer que pequeños cambios, tales como un uso sistemático de preservativos, nos cubre de los peligros de la enfermedad. Éstos reducen el riesgo de contraer la enfermedad, pero lo que el SIDA demanda es la eliminación de dicho riesgo. La sociedad permisiva, por lo que se refiere a la libertad sexual, ha terminado: éste es el mensaje que puede frenar el empuje del SIDA.

, 29 de enero

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 30 de enero de 1988