El buque ecologista 'Rainbow Warrior', hundido en el mar con todos los honores

El Rainbow Warrior, que fue buque insignia de la organización ecologista Greenpeace, fue hundido ayer en el mar con todos los honores, en la bahía de Matauri, al norte de Nueva Zelanda, dos años y medio después de que fuera destruido por agentes secretos franceses en el puerto de Auckland. Un ecologista norteamericano se encadenó al barco para evitar su hundimiento y lograr que se convirtiera en un museo flotante antinuclear, pero miembros de Greenpeace le convencieron de que depusiera su actitud.Las tripulaciones de 100 pequeños botes presenciaron silenciosas la ceremonia. El barco se convertirá en un arrecife artificial para la vida marina.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción