Despliegue militar israelí en Cisjordania y Gaza tras los enfrentamientos con palestinos

Cinco manifestantes palestinos resultaron heridos, dos de ellos de gravedad, ayer por la mañana por disparos de soldados israelíes en la franja de Gaza, ocupada por Israel, según fuentes militares de este país. El incidente se produjo después de tres días de enfrentamientos en los territorios ocupados de Cisjordania y Gaza, en los que seis manifestantes palestinos fueron muertos por fuerzas militares y el ocupante de una patrullera israelí pereció en el ataque de un comando. El Ejército ha recibido refuerzos para mantener el orden.

Una fuerte tensión reinaba ayer en los territorios de Cisjordania y Gaza. La indignación de la población palestina tras la muerte, el viernes, de cuatro de los habitantes del campamento de refugiados de Balata se expresó en manifestaciones en Gaza y Rafian.La Organización para la Liberación de Palestina (OLP) llamó ayer a la población de los territorios ocupados a una huelga general "en homenaje a las víctimas de la represión israelí", que según dicha organización ascienden a 23 muertos y 210 heridos en los últimos días.

Los comercios cerraron sus puertas, en señal de protesta por las acciones represivas del Ejército israelí, en Nablús, Ramalá, Bire y Hebrón, así como en Jerusalén-este. Otras facciones palestinas, como la encabezada por Georges Habache, señalaron que "a lucha en los territorios ocupados" debe ser una prioridad de la OLP.

Fuentes de dicha organización señalaron que durante la noche del viernes al sábado continuaron los disparos cerca del campo de Balata.

El testimonio de un joven herido en dicho campo, recogido por la agencia France Presse en la zona, señala: "Los soldados israelíes se lanzaron a una carnicería y dispararon contra todo lo que se movía".

Egipto, el único país árabe que mantiene relaciones con Israel, expresó ayer su condena por la acción armada israelí contra los palestinos de los territorios ocupados.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

El ministro de Exteriores egipcio, Esmat Abdel Maguid, expresó la protesta de su Gobierno a su homólogo israelí, el laborista Simón Peres, y señaló que el uso de la violencia en esos territorios desencadenará más violencia y puede impedir los esfuerzos para una solución equilibrada de los problemas de Oriente Próximo.

El viernes, la Asamblea General de las Naciones Unidas formuló un llamamiento para que se celebre una conferencia internacional de paz sobre Oriente Próximo con los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad y la participación de la Organización para la Liberación de Palestina.

La resolución fue aprobada por 124 votos a favor y tres en contra: los de Israel, Estados Unidos y Honduras.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción