Los padres del niño quemado en Castellón exculpan a los médicos

Los padres del niño castellonense Diego Mármol, de dos años de edad, que el pasado viernes sufrió graves quemaduras cuando iba a ser operado en el hospital General de Castellón, han exculpado a los médicos y achacan el accidente al mal estado del material del centro hospitalario.

El niño no llegó a ser intervenido y ahora está ingresado en la unidad de quemados de la residencia La Fe de Valencia, donde evoluciona favorablemente.El director provincial del Instituto Nacional de la Salud (Insalud) de Castellón, Juan José Esteve, ha ordenado una investigación para esclarecer las circunstancias en que se produjo el accidente.

Diego Mármol sufrió quemaduras de segundo grado que afectaron al 8% de su cuerpo, principalmente en los muslos, glúteos y genitales, cuando iba a ser intervenido de fimosis y de un hidrocele.

Al parecer, una chispa procedente del bisturí eléctrico hizo que se encendiera la mezcla desinfectante de yodo y alcohol que le había sido aplicada. El accidente se produjo en un quirófano de la planta tercera del mencionado hospital.

El padre del niño, Pedro Mármol, de 30 años, declaró ayer a este periódico que han presentado denuncia de los hechos ante el juzgado de guardia "para evitar que se vuelva a producir una cosa así".

Con respecto a las posibles responsabilidades, Pedro Mármol señaló: "El médico no tuvo la culpa, además, cogió enseguida al niño para protegerlo y creo que él mismo se quemó una niano". El padre de Diego Mármol achaca el accidente al mal estado del bisturí.

Pedro Mármol, administrativo y padre de otro niño de cinco años, comentó que a pesar de haber cotizado durante 15 años sólo había acudido a la Seguridad Social con motivo de los dos partos de su mujer, Julia Nova, ce 28 años, y se lamentó de que en la primera ocasión que recurrían a la sanidad pública para atender a sus hijos sucediera este accidente.

Versiones contradictorias

El director médico del hospital General, Miguel Alcalde, y uno de los facultativos que realizó la operación, el doctor Casas, sostienen versiones contradictorias sobre la causa del accidente, informa Santiago Navarro. El prinero señala que fue debido a un fallo humano y el segundo mantiene que fue algo fortuito y que obedeció a un fallo técnico en el bisturí.Por su parte, el director provincial del Insalud declinó pronunciarse por una u otra causa. "Precisamente para esclarecer los hechos y ver el grado de responsabilidad se ha abierto una investigación, que se ha encargado a un inspector médico", dijo Juan José Esteve.

Esteve afirmó que con el bisturí que se intentaba operar al niño ya se habían realizado en otras ocasiones distintas operaciones y que nunca hubo problemas y añadió que tras el accidente se realizaron distintas pruebas con el bisturí y que no se detectó ninguna anomalía en su funcionamiento.

En tomo a la polémica sobre el lugar donde se realizó la operación, los quirófanos de la planta tercera del antiguo edificio del hospital General (este centro hospitalario ha sido objeto en los últimos meses de una ampliación), Esteve señaló que allí se ha operado siempre, aunque la planta llevaba una semana cerrada.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0008, 08 de diciembre de 1987.

Lo más visto en...

Top 50