Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El CESID intenta arrebatar áreas de información a la policía

Los recientes intentos del Centro Superior de Información para la Defensa (CESID) por arrebatar y absorber en exclusiva áreas claves de información a los servicios secretos de la policía están provocando un duro y reservado enfrentamiento entre los ministerios de Defensa e Interior, según han confirmado fuentes gubernamentales.Estas fuentes han asegurado que los servicios secretos militares pretenden arrebatar y controlar directamente las áreas de espionaje exterior e industrial, los servicios policiales de antiinvolución que dependen de la Brigada Interior y ampliar la plantilla y competencias de la Brigada de Relaciones Informativas, formada por policías que dependen orgánicamente de Interior, pero trabajan para el CESID. Esta brigada está encuadrada en el organigrama de la Comisaría General de Información, columna vertebral de los servicios de información de la policía y dedicada también, con las máximas competencias, a la lucha antiterrorista.

Hace dos semanas, el teniente general Manglano, director del CESID, trasladó a Interior su proyecto de ampliación de la Brigada de Relaciones Informativas, de forma que no sólo los policías adscritos al CESID, sino militares, trabajaran con placas policiales para los servicios secretos militares, entre otros objetivos.

Diferentes divisiones del CESID investigan también todas las áreas mencionadas, pero sus responsables pretenden arrebatárselas a la policía y, de esta forma, obtener en exclusiva su control.

Los responsables del Ministerio del Interior han rechazado inicialmente las pretensiones del teniente general Manglano. Por su parte, fuentes del CESID y de Defensa explicaron que ayer, domingo, no podían consultar a los responsables del caso para pedir su opinión, y argumentaron que estas materias suelen ser reservadas.

Página 15

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 7 de diciembre de 1987