Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Traumas emocionales

En el número del 1 de diciembre de EL PAÍS aparece un artículo titulado Judy Graham, firmado por Pura C. Roy, en el que se hacen afirmaciones erróneas que por su dramatismo pueden ocasionar graves traumas emocionales en personas que padecen de esclerosis múltiple y carecen de los conocimientos sobre la enfermedad, su evolución y síntomas lo suficientemente amplios para valorar adecuadamente el contenido del artículo.En primer lugar, debo afirmar tajantemente que la esclerosis múltiple ni lleva a la muerte en pocos años, salvo en casos excepcionales, ni, "como mal menor", según se afirma literalmente en el artículo, a una silla de ruedas. En realidad, tan sólo un 25%-307. de las personas que padecen esta enfermedad llega a necesitar durante su vida, cada vez de duración más próxima a la media, utilizar una silla de ruedas.

También puede deducirse del texto del artículo que tener hijos padeciendo esclerosis múltiple supone un gran riesgo para la madre y el hijo. Nada más lejos de la realidad. Ni el embarazo da lugar a un empeoramiento del estado de salud de la madre, ni el hijo corre riesgo alguno, excepto un mínimo porcentaje de mayor riesgo, alrededor del 5%, de sufrir esclerosis múltiple, que en aquellas familias donde no hay antecedentes.

En cuanto a la utilización del aceite de prímula o cualquier otro ácido graso poliinsaturado (AGPI), los estudios controlados científicamente con un notable número de pacientes parecen demostrar que enlentecen la progresión y reducen la severidad de los brotes de EM, sin afectar a su frecuencia. Este efecto es aparentemente muy modesto, ya que ha sido difícil de demostrar en algunos estudios.

Esta asociación dispone de publicaciones sobre la esclerosis múltiple para información de todos cuantos estén interesados, sin ser profesionales de la medicina, en conocer más sobre la enfermedad y las terapias utilizadas hasta ahora, lo que permitirá evitar traumas psíquicos o tratamientos inadecuados o "milagrosos", tan frecuentes en enfermedades por ahora incurables.-

Presidente de la Asociación Española de Esclerosis Múltiple.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 7 de diciembre de 1987