El COOB 92 aplaza la elección de la mascota por la baja calidad de los diseños en un concurso restringido

La Comisión Permanente del Comité Olímpico Organizador Barcelona 92 (COOB 92) y la comisión asesora, integrada por reconocidos especialistas del diseño y la publicidad, aplazaron ayer, posiblemente hasta después de Navidad, la elección de la mascota de los Juegos Olímpicos de Verano de 1992, que se celebrarán en Barcelona. El motivo fundamental fue la baja calidad de los bocetos presentados por los seis concursantes elegidos previamente por el propio COOB 92. La elección del logotipo, sin embargo, estuvo presidida por la unanimidad de todos los presentes. Por otro lado, se informó de la propuesta que la comisión permanente trasladará el próximo viernes al comité ejecutivo sobre el plan de instalaciones. El COOB 92 se concede un plazo de cinco meses para completar el mapa de sedes.

"Hubo un momento en que se nos apareció el Naranjito", comentó anoche uno de los asistentes a la deliberación. "Y ello sucedió porque la calidad de los bocetos presentados era muy baja, lo que en seguida nos hizo suponer que si elegíamos una de aquellas mascotas estábamos destinados a un fracaso similar al del Mundial 82 de fútbol".La Comisión Permanente del COOB 92, integrada por Maragall, Abad, Parpal, Majó, Gómez Navarro, Martí Jusmet, Rodés, Vilaseca, Ferrer Salat, Mayoral, Clavel¡, López y Molinario, los tres últimos con voz pero sin voto, estuvo ayer reforzada por una comisión de expertos compuesta por Pere Aguirre, Lluís Bassat, Claudio Biem, J. Antonio Blanch, J. M. Cásadevall, José Corredor, Norberto Chaves, Miquel de Moragas, Daniel Giralt-Míracle, Albert Isern, Joaquín Llorente, Leopoldo Pomés y Ricard André.

"La mascota es un tema muy delicado", señaló otro de los presentes, "ya que es un elemento que tiene un amplio campo de comercialización, por decir algo, debe atraer tanto a niños como a mayores, a gentes de Tokio y Los Angeles, ha de ser algo vivo, simpático, atrayente. Además, todos los presentes coincidíamos, antes de sentarnos a la mesa, que tanto el logotipo como la mascota deben ser representativos del diseño moderno que se realiza en estos momentos en Barcelona. Ni uno solo de los bocetos cumplía estas características, cosa que sí sucedió con el logotipo".

El logotipo

El logotipo elegido, en el que destacan tres colores, el nombre de Barcelona 92 y los aros olímpicos, es, según una de las fuentes, "altamente satisfactorio, ya que reúne las condiciones exigidas de mediterraneidad propio de Barcelona, buen gusto, simplicidad y enormes posibilidades de adaptación a cualquier superficie desde papel de carta a una camiseta". Otra fuente indicó que en él no existía ningún elemento artístico de la ciudad -es decir, Colón, catedral...- mediante el cual pudiera identificarse rápidamente la ciudad. "Barcelona está identificada por el color y el vigor del diseño. El logotipo elegido es un exponente de primera magnitud del grafismo que se practica en Barcelona".Al igual que sucedió con el concurso convocado para escoger el logotipo de la candidatura, el COOB decidió que los concursos para el logotipo y mascota olímpicos fueran restringidos y para ello se seleccionó a un número determinado de profesionales, sin duda, para garantizar la calidad de los bocetos.

Cruz Novillo, Rolando, Enric Satué, José María Trías e Ives Zimmerman fueron invitados a participar en el concurso del logotipo, mientras la mascota se reservaba para Fernando Amat, Ángel Beaumont, Francisco Capdevila, Javier Mariscal, Pere Torrento y Francesc Petit. Cada participante recibiría 500.000 pesetas por la convocatoria y los siguientes premios: 2.500.000 pesetas para el primero y 1.000.000 para el segundo y tercero.

Cuatro bloques

Los emplazamientos de los deportes se han mantenido en su mayoría (18) en su proyecto inicial, incluídos los dos de demostración. Otros (7) varían su ubicación y un tercer grupo (4) resuelve las dudas que planteaba el informe ganador el 17 de octubre de 1986. Las instalaciones han sido enmarcadas en cuatro bloques. El más importante es aquel que contempla los deportes y sedes que coinciden con el dossier de candidatura, que son: atletismo, badminton, baloncesto, boxeo, ciclismo, esgrima, fútbol, gimnasia, balonmano (hombres), hípica, hockey sobre hierba, yudo, lucha, natación, pentatlón, tiro con arco, tiro olímpico y voleibol. Un segundo bloque recoge los deportes que han variado su ubicación con respecto al informe ganador y, por tanto, el -COOB 92 deberá pactal con, el COI esos cambios: halterofilia, balonmano (finales y mujeres), hípica (concurso completo), piragüismo (aguas bravas), tenis, tenis de mesa y voleibol.Un tercer grupo engloba a los deportes (béisbol, piraguismo, remo y vela), que poseían diversas sedes alternativas en el dossier. La solución al piragüismo (canal del Llobregat) y la vela (base naútica en Poble Nou) deberá ultimarse durante los próximos meses. Están, por último, los deportes de demostración (hockey sobre patines y pelota vasca), que siguen siendo los mismos que contemplaba el informe de la candidatura.

El primer grupo no ofrece, en principio, problemas. Respecto al segundo, Abad declaró: "Los cambios producidos en este apartado vienen motivados por dos causas. Una, la imposibilidad de cumplir los requerimientos de las federaciones internacionales, y dos, porque entre la entrega del dossier y la confección del plan han surgido opciones alternativas que ofrecen más garantías. En algunos casos como, por ejemplo, la Feria, se ha tenido en cuenta la conveniencia, en la medida posible, de aligerar el consumo de espacio del recinto ferial para complicar lo menos posible el calendario de los salones". En ese sentido se han sacado las competiciones de halterofilia y tenis de mesa de los palacios del Centenario y Victoria Eugenia, del recinto ferial. En ese mismo bloque se encuentra el piragüismo (aguas bravas), cuya novedad es que el COOB 92 ha solicitado al COI que incorpore al programa olímpico el eslalon de aguas bravas.

La vela

El tercer bloque es el que contempla las dos instalaciones más problemáticas o, como mínimo, todavía no resueltas ni en fase de construcción: el canal del Llobregat y el puerto deportivo o base naútica de Barcelona. Con respecto al pillmlero, Abad aseguró que la construcción de un canal de remo es "una posibilidad real". "Sería un canal de 1.100 metros, es decir", explicó Abad, "capaz para la modalidad canoa y kayak, ya que el remo precisa de 2.200 metros como mínimo [lago de Banyoles]". Abad matizó el asunto del canal con las siguientes palabras: "El canal artificial exclusivamente se contempla bajo la posibilidad de unafinancición externa al COOB 92, de lo contrario se estudiará la opción de Banyoles".La decisión de la Comisión Permanente de apoyar la realización de la vela en Barcelona ha sido, sin duda, la más polémica del Plan de Instalaciones. Abad informó que técnicamente Barcelona y Palma estaban capacitadas para asumir la competición. Abad apuntó que la decisión no es definitiva. "Durante los próximos cuatro meses veremos si los condicionamientos de orden urbanísticos, de procedimiento de tramitación legal y de orden económico confirman lo que en estos momentos es una opción inicial del COOB 92. Si todo esto se confirma se hará en Barcelona. El presupuesto prevé 1.000 millones de pesetas para la construcción de una base naútica junto a la Villa Olímpica". Los directivos de la vela balear se han planteado no quedar desligados de los Juegos, según dijo ayer su presidente, Jaime Enseñat.

Por último, el COOB 92 confirmará esta misma semana al COI que la Villa Olímpica de Poble Nou podrá albergar a 15.000 ocupantes, deportistas y técnicos -en Seúl habrá 14.200-.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 01 de diciembre de 1987.

Lo más visto en...

Top 50