Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno considera que ETA ha quedado desmantelada en Guipúzcoa

La operación desarrollada por efectivos de la Guardia Civil el miércoles en varias localidades de Guipúzcoa ha dejado a ETA Militar prácticamente desmantelada en esa provincia por vez primera desde el surgimiento de la organización terrorista, según señaló ayer a este periódico un alto mando del cuerpo. La operación, en la que participaron 1.600 agentes de la Guardia Civil, según el Gobierno Civil de Guípúzcoa, terminó con la detención del activista liberado José Antonio López Ruiz, Kilibad, y de otras 11 personas, presuntos colaboradores del comando Gohierri-Costa. La policía acusa a Kábad del asesinato de la ex dirigente etarra María Dolores González Cataráin, Yoyes. la Guardia Civil considera que ETA Militar ha quedado, por vez primero desde el surgimiento de la organización, prácticamente desmantelada en Guipúzcoa, tras la detención por agentes del cuerpo del activista¡ liberado -a sueldo- José Antonio López Ruiz, Kubari, y de 11 colahoradores del comando Gohierri-Costa, según opinó ayer un alto mando del cuerpo. Kubari, presunto asesino de la ex dirigente etarra Mar á Dolores González Cataráin, Yoyes, y quizá el elemento de ETA más activo en los últimos años, fue detenido a la una de la tarde del miércoles en la localidad guipuzcoana de Tolosa en una operación en la que se incautó abundante armamento y material explosivo.

El mismo mando de la Guardí a Civil opinó que se encuentra totalmente desmantelada la infraestructura etarra en Guípúzcoa, provincia de la que proceden y en la que han actuado tradicionalmente la gran mayoría de los elementos de ETA, si se exceptúa un núcleo en Éibar y cinco colaboradores del citado comando que burlaron el cerco policial el miércoles.En la operación, que fue denominada Akaitz, nombre del hijo de la ex dirigente etarra asesinada por sus compafleros tras acogerse a la reinserción social, fueron descubiertos diferentes pisosfrancos de la organización en varias localidades guipuzcoanas e incautado numeroso armamento, 40 kilos de explosivos -Goma 2 y amonal- y material empleado para la comisión e atentados.El liberado etarra fue detenido a la una de la tarde del miércoles por miembros de la Unidad Especial de Intervención (UEI) de la Guardia Civil cuando hablaba por teléfono desde una cabina pública situada en el casco viejo de Tolosa.

Fuentes policiales señalaron ayer que algunos de los 11 colaboradores del comando arrestados fueron sometidos a vigilancia y sus comunicaciones telefónicas intervenidas a partir del día 1 de este mes, fecha en que fue asesinado en Ordizia el cabo de la Guardia Civil Antonio Mateo Melero.

Además del asesinato de Yoyes y del citado cabo, la policía atribuye a Kubati los últimos asesinatos perpetrados en Guipúzcoa y varios atentados mortales, entre ellos, el que costó la vida en San Sebastián, el 25 de noviembre de 1986, al gobernador militar de Guipúzcoa, Rafael Garrido Gil, a su mujer, a su hijo y a una ciudadana portuguesa que transitaba por el lugar de la acción.

La Guardia Civil detiene al presunto asesino de 'Yoyes' y a 11 colaboradores de un grupo de ETA

El mismo mando de la Guardia Civil afirmó que ETA Militar ha perdido a todos los comandos asentados en Guipúzcoa, la provincia de la que proceden y en la que han actuado tradicionalmente la gran mayoría de los elementos de la organización terrorista. En opinión de esta fuente, la infraestructura etarra en la provincia se encuentra totalmente desmancelada, si se exceptúa un núcleo que opera en Éibar y cinco colaboradores del citado comando que lograron burlar el cerco policial establecido en esta última operación, desarrollada entre la tarde y la noche del miércoles.

El liberado etarra fue detenido a la ua de la tarde del miércoles por efectivos de la Unidad Especial de Intervención (UEI) de la Guardia Civil cuando hablaba por teléfono desde una cabina pública situada en el casco viejo de Tolosa. Al ser detenido Kubati llevaba encima una pistola Browning nueve milímetros Parabellum, arma utilizada supuestamente en el asesinato de Yoyes.

Pista definitiva

La pista que condujo hasta el comando y finalmente hasta Kubati fue, según fuentes policiales, la deterción de un coche doblado, término con que la policía designa a los vehículos robados por ETA y a los que la organización coloca matrículas falsas que corresponden a otro vehículo de modelo, marca y color idénticos.

La operación policial se materializó en registros domiciliarios practicados en una decena de poblaciones guipuzcoanas. En dos lonjas de Beasáin y Villabona y en un piso de Zarautz fueron incautados seis tubos lanzagranadas, uno de los cuales contenía su correspondiente proyectil; tres subfusiles, dos de marca MAT y uno UZI; cinco pistolas, un revólver, granadas fabricadas por la propia organización terrorista, cargadores y abundante munición, tornillos de grueso calibre para ser utilizados como metralla y unos 40 kilos de explosivo -Goma 2 y amonal- además de cebos eléctricos, temporizadores, y material necesario para la fabricación de bombas.

Dos de las pistolas intervenidas son de la marca alemana Sig Sauer, muy modernas y de gran precisión. Junto al armamento y los explosivos se incautaron igualmente capuchas, documentos falsos de identidad y una placa de inspector de policía falsificada y con la fotografía del propio Kubati y carteles y paneles electorales de Herri Batasuna, uno de ellos utilizado en la campaña al Parlamento Europeo.

La Guardia Civil afirma que han sido descubiertos los nueve pisos utilizados últimamente por José Antonio López Ruiz. Según la policía, este activista se ha visto obligado a actuar en solitario y, en los últimos atentados, sin más ayuda que la de los colaboradores legales, después de que la dirección de ETA le comunicara que no podía enviar a otros liberados en su ayuda.

Fuentes gubernativas han negado igualmente que la operación policialhaya tenido relación con la docu'mentación interven¡ da a Santi Potros, pero indican que uno de: los huidos, Fermín Latasa, figuraba en la listas inter venidas a aquél y huyó hace va rías semanas, al aparecer su nombre en un medio informativo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 27 de noviembre de 1987

Más información