Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
PROCESO DE CONCENTRACIÓN BANCARIA

Las fusiones bancarias, vaticinadas por la prospectiva

El Bilbao era el único entre los grandes bancos españoles que quedaba inicialmente suelto en un estudio de prospectiva sobre las fusiones probables que encargó recientemente el Banco de Vizcaya a Jack Revell, director del Instituto Europeo de Finanzas y uno de los expertos más prestigios del sector.En este trabajo, revelado a finales de octubre por el semanario El Globo, Revell señalaba corno pareja para la fusión con Banesto al Santander. Las otras combinaciones vaticinadas eran Central y Vizcaya, y Popular e Hispano.

Las hipótesis de fusiones propuestas por el Informe Revell partían de que los más pequeños de los siete grandes bancos (Popular, Santander y Vizcaya) son más eficientes y están mejor gestionados que los mayores (Banesto, Central e Hispano). También proponían como base que los equipos de los bancos más eficaces deberían hacerse cargo de la gestión de los grupos resultantes tras la fusión. Bajo esta premisa, se establecían las parejas señaladas.

Opciones

Para el Banco de Bilbao, juzgada por Revell como una entidad bien gestionada que, ocuparía el cuarto lugar en eficiencia después de Vizcaya, Popular y Santander, el trabajo apuntaba dos alternativas.La primera sería la de consolidarse como holding o corporación independiente, en la que la entidad figuraría como una pieza más.

La segunda opción pasaría por la integración en alguno de los grupos formados tras las fusiones indicadas, y entre ellas apuntaba al tándem Popular-Hispano.

Sin embargo, El Globo revelaba también que recientemente se había registrado un intento de acercamiento entre el Banco de Bilbao con diversas entidades. El grupo March, como accionista de las dos entidades que participarían en el proceso, tendría así la palabra.

El presidente del Bilbao, Jose Angel Sánchez Asiaín, un banquero que ha destacado en su preocupación por el futuro de la economía y de la banca, aparecía citado en la información como el abanderado del proceso de concentraciones financieras en los últimos años. En el Informe Revell el banco que aparecía como estrella por su nivel de gestión, uno de los principales activos bancarios subrayados por el trabajo, era precisamente el que había contratado el estudio: el Vizcaya.

Este, de seguir las conclusiones del estudio, tendría que ocuparse de la dificil tarea de agilizar uno de los gigantes de la banca española: el Central. El resultado de esta fusión, y no el que ahora ha sido avanzado con el anuncio de las conversaciones entre Banesto y Bilbao, sería el primer grupo bancario.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 20 de noviembre de 1987