Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
DIÁLOGO Y LUCHA CONTRA EL TERRORISMO

El francés Labade niega ser miembro de los GAL ante el tribunal portugués que lo juzga

El supuesto dirigente de los GAL (Grupos Antiterroristas de Liberación), Jean Philippe Labade, presunto organizador del asesinato de Tomás Pérez Revilla, negó pertencer a dicha organización que atenta contra etarras y refugiados vascos en el sur de Francia. En el juicio que se inició ayer en el Tribunal de Viana do Castelo, pequeña ciudad portuguesa a 70 kilómetros al norte de Oporto, conjuntamente con Labade se encontraban sentados en el banquillo cuatro portugueses: Antonio Macedo, Mario Correia da Cunha, Rogerio Carvalho da Silva y Antonio Cisneiros, todos acusados de pertenecer a dicha organización terrorista.El sexto reo, también portugués, Paulo Figuereido Fontes, está preso en Burdeos, donde fue detenido en febrero de 1986, tras uno de los atentados de los que se acusa al grupo.

Su detención puso a la policía francesa sobre la pista portuguesa de los GAL y permitió la posterior detención de Labade y de los otros acusados del juicio de Viana.Según la legislación portuguesa, el juicio debe realizarse en el lugar donde fue cometido el primer delito y esa es la razón por la cual Labade y sus compañeros presos en Lisboa desde agosto de 1986 fueron transferidos a la cárcel de Custoias, en Oporto, para ser juzgados en Viana do Castelo, de donde, según la acusación, se inició el reclutamiento de los portugueses por Labade, para llevar a cabo varios atentados contra supuestos militantes de ETA.

La primera jornada de la audiencia pública estuvo dedicada enteramente a la lectura de la acusación por el juez Henrique Pires da Graca, que preside el tribunal constituido por otros dos magistrados, Estevao Saleiro de Abrey y Albino Lemos Jorge. Posteriormente fue interrogado el francés Labade, quien dijo que no hablaba portugués, lo que obligó a facilitarle un intérprete y que el interrogatorio se alargara durante varias horas.Acusado de haber entrado en Portugal con una identidad falsa, después de haber sido detenido en Francia bajo la acusación de ser miembro de los GAL y de haber participado directamente en el atentado contra Pérez Revilla, Labade negó todos los cargos y se presentó como una víctima de la prensa francesa, que lo transformó "sin,ninguna razón en miembro de los GAL", dijo. Se prevé que el juicio se prolongue toda la próxima semana. Si queda probado el delito de asociación terrorista, los acusados pueden ser condenados a penas de hasta 20 años de cárcel, las mismas que fueron pedidas por el ministerio público para Otelo Saraiva de Carvalho y todos los acusados de pertenecer a la organización izquierdista Fuerzas Populares 25 de Abril.

La Prensa portuguesa observa el más absoluto silencio acerca del juicio de Viana do Castelo, pero se espera con esepcial curiosidad el interrogatorio de Correia da Cunha, que afirmó ante la policía ser agente de los servicios secretos militares portugueses.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 6 de noviembre de 1987