Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
DIÁLOGO Y LUCHA CONTRA EL TERRORISMO

El Gobierno enviará una delegación a Argelia para exponer a ETA el acuerdo alcanzado por los partidos

El Gobierno ha acordado secretamente con los grupos parlamentarios, en sus conversaciones sobre el pacto contra el terrorismo, reanudar el diálogo con ETA y ofrecer la reinserción incluso a los terroristas con delitos de sangre, siempre que la organización haya abandonado las acciones armadas, según fuentes gubernamentales. El Gobierno tiene previsto enviar una delegación a Argelia para transmitir al grupo deportado en ese país, encabezado por Antxón Etxebeste, los acuerdos adoptados entre los partidos con el objeto de encontrar una vía pacífica al problema de la violencia, según confirman dichas fuentes.

Este punto no aparecerá en el denominado pacto antiterrorista, dado que el Gobierno ha solicitado a todos los grupos consultados la máxima discreción con el objeto de no perjudicar el propósito deseado de encontrar una solución rápida y pacífica al problema del terrorismo.El grupo de etarras deportado en Argelia, que encabeza el histórico Antxón Etxebeste, recibió en el mes de octubre, tras la detención de Santiago Arrospide Sarasola, Santi Potros, un mensaje del Ejecutivo para reanudar las conversaciones interrumpidas tras el comunicado de ETA que rechazaba el diálogo propuesto por el Gobierno de Felipe González.

Antxón Etxebeste hizo llegar al Ejecutivo que esperarían el desarrollo del pacto propuesto por los socialistas a los grupos parlamentarios y al Gobierno vasco, en particular, para poder reiniciar una nueva ronda de conversaciones.

Etxebeste precisó, como ya hizo anteriormente, que él sería exclusivamente un intermediario en las futuras conversaciones, dado que las decisiones las tomaría colegiadamente la dirección de la organización.

El Gobierno ha informado con detalle a los grupos parlamentarios sobre el futuro diálogo con ETA, postura que han apoyado todos los grupos parlamentarios que firmaran el acuerdo, con el objeto de erradicar lo antes posible el problema de la violencia.

Fuentes de los grupos consultados han precisado que el problema de los terroristas con delitos de sangre en su expediente se ha abordado reservadamente y se ha constatado la voluntad del Gobierno de buscar soluciones para ellos una vez que la organización terrorista o la mayoría de la banda hubiera abandonado las acciones armadas.

Plazos de reincorporación

"El problema", dice uno de los consultados, "se encuentra en establecer unos períodos de tiempo para que fueran reincorporándose a la sociedad, aunque la filosofía de este acuerdo secreto es apoyada por todos los grupos".Estas fuentes aseguran que el Gobierno está tratando de llegar al pacto con los grupos parlamentarios con la máxima rapidez para aprovechar el momento de debilitamiento de la organización terrorista -detención de Santi Potros, desarticulación de gran parte de su infraestructura en España y máximo respaldo de Francia en la lucha antiterrorista- y el acuerdo de la mayoría de las fuerzas parlamentarias con el objeto de presentar una propuesta consensuada a nivel nacional sobre el fenómeno terrorista.

Fuentes del Ministerio del Interior han asegurado que el Gobierno sigue abierto a facilitar la reincorporación a la sociedad a todos los ex terroristas que decidan abandonar las acciones terroristas, y precisan que de hecho se está estableciendo fórmulas que permiten al Ejecutivo facilitar la reinserción y el indulto de los exactivistas. La reinserción social que se propugna en la ley antiterrorista será trasladada, una vez que sea derogada, al Código Penal, y la ley de Fuerzas y Cuerpos de la Seguridad del Estado establece en uno de sus capítulos que se profundice "en la vía de la reinserción para erradicar el terrorismo".

Asimismo, el pasado 29 de octubre, la Comisión de Justicia e Interior del Congreso de los Diputados aprobó por unanimidad una proposición de ley presentada por el Centro Democrático y Social (CDS) para que se tramiten de forma preferente las peticiones de indulto cuando el informe del ministerio fiscal y del centro penitenciario, en su caso, no se apongan a la propuesta del tribunal.

Esta reforma se incluye como modificación de la ley que regula el ejercicio del derecho de gracia, que data de 1870, y facilita al Ejecutivo la vía del indulto.

Fuentes gubernamentales aseguran que la reforma permite incluir en el turno especial preferente aquellos casos particulares de petición de indulto para ex miembros de la organización terrorista con el fin de facilitar su reincorporación a la sociedad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 6 de noviembre de 1987

Más información

  • El pacto prevé la reinserción incluso para acusados de delitos de sangre