Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenido un tercer empleado de Iberia por el robo de joyas en Barajas

Inspectores del Grupo V y de la Brigada de Policía Judicial de Madrid han detenido a otras dos personas -una de las cuales fue puesta en libertad-, relacionadas con las sustracciones de joyas y objetos de valor en el aeropuerto de Barajas, y han recuperado joyas y relojes por valor de 18 millones de pesetas, según informó ayer la Jefatura Superior de Policía.A las detenciones de Juan Pablo Bartolomé Sanz y Juan José Santos Moreno, empleados de Iberia en la terminal de carga del aeropuerto de Barajas, que ingresaron el pasado miércoles en. la prisión de Carabanchel, hay que sumar la de Enrique Alonso Zapatero, de 35 años, y la de J. T. D., quien, al parecer, cumplió sólo el papel de intermediario en la venta de un reloj robado y fue puesto en libertad.

Fuentes policiales informaron que en el domicilio de Bartolomé Sanz, en Colmenar Viejo, los funcionarios encontraron varios relojes de distintas marcas, tasados en dos millones de pesetas, así como diversas piezas de joyería y bisutería fina.

En la vivienda de Juan José Santos, en Alcalá de Henares, se encontraron siete relojes de la marca Gerald Genta, valorados en casi 16 millones de pesetas. Estos siete relojes y un octavo encontrado en el domicilio del anterior son parte de los robados en un envío aéreo.

A mediados de septiembre, la empresa distribuidora en España de la citada marca envió a Ginebra (Suiza) un paquete con 47 relojes. A Suiza el paquete llegó roto y con 15 piezas menos, por lo se presentó la correspondiente denuncia.

Reloj desaparecido

La primera pista para resolver el caso se obtuvo a finales de la semana pasada, cuando un joyero de Madrid consultó con la casa Gerald Genta el valor de un reloj que le ofrecían. El reloj fue identificado por su número de serie como uno de los desaparecidos.La policía detuvo entonces a J. T. D., quien declaró que el reloj se lo había entregado Juan Pablo Bartolomé para que lo vendiera por 300.000 pesetas. Las investigaciones siguientes permitieron la detención de Juan José Santos y de Enrique Alonso Zapatero, también vecino de Alcalá de Henares.

Juan Pablo Bartolomé tenía antecedentes por tráfico de estupefacientes y robo. Los otros dos carecían de ellos. La Jefatura Superior de Policía anuncié ayer que prosiguen las investigaciones para tratar de recuperar el resto de lo sustraído.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 31 de octubre de 1987