_
_
_
_

Los objetivos de 1988 impedirán la pretendida modernización de la economía, según Cuevas

El presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales, José María Cuevas, ha calificado los presupuestos del Estado presentados para 1988, como incoherentes con los objetivos de modernización de nuestra economía que se ha trazado el Gobierno y divergentes con las políticas económicas que en estos momentos se están desarrollando en países como Francia, Reino Unido o la República Federal de Alemania, en el marco de la CE y Japón o Estados Unidos algo más lejos de nuestras fronteras.En la presentación a los medios de comunicación de un documento crítico, José Luis Cerón, presidente de la comisión de economía, hizo hincapié en la evolución favorable de nuestra economía durante los últimos tiempos, ante la que se han presentado unos presupuestos "ilógicos", ya que no continúan la labor iniciada de liberación de recursos y de impulso de la inversión, a lo que hay que añadir, según Cerón, que nos enfrentamos a los mayores costes financieros de los países más desarrollados.

José María Cuevas criticó asimismo el incremento de la presión fiscal, un 1,5%, que puede llegar a ser el doble, si se le desprende del maquillaje que le ha puesto el Gobierno en sus comparecencias públicas y que está también en contra de la corriente actual en los principales países occidentales. Finalmente señaló que, con un crecimiento de la demanda interna del 5% y del 3,8% del PIB, se mantendrá un déficit comercial del 1,2%, cifra que puede servir de termómetro de la falta de competitividad.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_