Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Reagan mantiene su apoyo a Bork como candidato al Tribunal Supremo

El presidente norteamericano, Ronald Reagan, anunció ayer en un breve discurso que mantiene su apoyo a la candidatura del juez Robert Bork para integrar el Tribunal Supremo, pese a que sobre 100 senadores que deben votar para ratificar su nombramiento 54 han dicho públicamente que lo harán en contra.Reagan, decidido a seguir en la batalla hasta el final, dijo en su discurso que la inclusión de Bork en el Supremo era la única garantía para evitar que proliferen leyes o interpretaciones legales que violan la Constitución. El presidente pidió al pueblo norteamericano que presione sobre sus representantes en el Senado para conseguir la aprobación de la candidatura de Bork.

"Lo que está en juego en esta ocasión es más que un hombre o un cargo", agregó Reagan. "Lo que está realmente en juego es que debemos asegurarnos que el proceso de elegir y ratificar a los jueces nunca más se transforme en un asunto de presión política". En su intervención, Reagan manifestado su esperanza en que la gente que está a favor de Bork es suficiente para hacer cambiar de opinión a la mayoría del Senado".

En una inmediata respuesta al discurso de ayer, el senador demócrata Terry Stanford acusó a Reagan de tratar de cambiar el procedimiento de votación y reiteró su oposición al paso de Bork al Tribunal Supremo.

La nominación de Bork ya fue rechazada hace una semana en el Comité Judicial del Senado por nueve votos contra cinco, tras dos semanas de polémica en Estados Unidos. Se espera que el Senado vote la próxima semana sobre la candidatura de Bork, pero su rechazo en el Comité Judicial y su casi segura derrota en el Senado han restado, interés al asunto.

Desinterés de la televisión

El discurso de Reagan no fue transmitido en directo por las principales cadenas de televisión norteamericanas -ABC, NBC, CBS- que se negaron a aceptar una petición del presidente para alterar su programación. El horario escogido por Reagan para su intervención (las 15.15 hora local, 20.15 en territorio peninsular español) coincide con la programación habitual de las comedias (soap operas) en las tres grandes cadenas.Un portavoz de la CBS dijo que sólo habrían decidido interrumpir su programa de esa hora si el discurso de Reagan contuviera "una gran noticia". Altos funcionarios de las cadenas CBS y ABC dijeron que estimaban que el discurso de Reagan sería muy partidista y de escaso valor noticioso.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 15 de octubre de 1987