_
_
_
_

Pujol busca establecer relaciones económicas y culturales con Eslovenia

Enric Company

El presidente de la Generalitat, Jordi Pujol, inició ayer en Ljubljana, capital de la República de Eslovenia, su primer viaje oficial a un país de régimen socialista. El presidente catalán persigue incorporar Cataluña a la larga serie de regiones y repúblicas no soberanas con las que Eslovenia, que forma parte de la República Federativa Socialista de Yugoslavia, mantiene especiales relaciones económicas y culturales.

Eslovenia forma parte del grupo de regiones fronterizas de Italia, Austria, Hungría y la República Federal de Alemania, denominado Alpe Adria. Mantiene intensas relaciones económicas con la República Soviética de Bielorrusia y la provincia china de Che Zuan.El ministro de Comunicaciones eslóveno, Marjan Siftar, afirmó que no constituiría ningún problema establecer relaciones entre empresas e instituciones catalanas con otras eslovenas, "en el marco de los intereses generales de las relaciones de Yugoslavia con España".

Pujol ha venido a Eslovenia a pronunciar un discurso que sonó extraordinariamente bien en los oídos de los eslovenos. En la universidad Edvard Kardelj, de Ljubljana, ante un selecto auditorio de 40 personalidades académicas y políticas -entre las que se encontraban el presidente del Consejo. El ecutivo de la República, Dúsan Sinigoj, y el ex embajador yugoslavo en España Rudi Cacinovic-, Pujol expuso los paralelismos entre Cataluña y Eslovenia desde una perspectiva especialmente interesante para los dirigentes de esta república, que contribuye en forma importante al producto interior estatal y es, por sí sola, una potencia turística.

Pujol, presentado por el rector de la universidad como un militante antifranquista, dijo también que, como Eslovenia, Cataluña ha encontrado en el mantenimiento de su identidad cultural y lingüística, y en el rechazo tozudo a los reiterados intentos de asimilación llevados a cabo durante siglos por sus poderosos vecinos, las fuerzas en que basar su propio desarrollo.

Pujol presentó en forma crítica el Estado de las autonomías español. Dijo que "no responde plenamente a las aspiraciones de Cataluña", aunque matizó que acepta lealmente este marco.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_