Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El presidente de Venezuela presenta demanda de divorcio

El presidente Jaime Lusinchi ha presentado demanda de divorcio a su esposa, Gladis Castillo, por "abandono voluntario e injuria grave". De no ser porque la pareja presidencial tuvo que presentarse personalmente el viernes ante el tribunal, el hecho no hubiera trascendido a los medios de comunicación y hacerse público, pese a que la fotocopia de la demanda (25 folios) circuló desde que fue presentada en julio.Siete meses antes, Lusinchi intentó la disolución automática de su matrimonio mediante el artículo 185 del Código Civil, que se aplica cuando se lleva más de cinco años separados, pero su esposa lo negó, y el juez rechazó la solicitud.

Al cumplirse los 45 días reglamentarios del segundo intento, la juez María José Rodríguez de Villarroel convocó a los cónyuges y, a partir de ese momento, la Prensa siguió con todo lujo de detalles las incidencias del caso.

[Las relaciones extramatrimoniales entre el presidente y su secretaria privada Blanca Ibánez, que trabaja con Lusinchi desde hace 18 años, ha sido un tema tabú para la Prensa venezolana por temor a ser objeto de represalias (ver EL PAÍS del 19 de Julio). No falta quien atribuye a Blanca Ibáñez ambiciones de convertirse en una variante venezolana de la argentina Evita Perón. Por su influencia política, han atribuido a la secretaria presidencial el mote de La dueña.]

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 7 de septiembre de 1987