Tormentosa entrevista entre el presidente Ortega, de Nicaragua, y el senador norteamericano Dole

El senador republicano y precandidato a la presidencia de Estados Unidos Robert Dole se mostró ayer "bastante disgustado" por la forma en que le recibió el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, con quien mantuvo una fuerte discusión en presencia de periodistas nacionales y extranjeros. El senador norteamericano llegó a Managua procedente de Honduras, dentro de una gira de observación por Centroamérica iniciada hace 10 días.

Robert Dole había solicitado a Ortega una reunión privada para discutir sobre la crisis centroamericana, y calificó su tormentoso encuentro con el presidente nicaragüense de "no serio", como él quería.El comandante Ortega recibió a Dole y a los senadores republicanos Thad Cochran, Steve Syms, John Mckain y David Karnes en el Centro de convenciones César A. Silva, de Managua, donde la Prensa nacional y extranjera fue testigo de toda la conversación, que tuvo un tono de abierta confrontación.

Según Dole, el comandante Ortega no contestó a ninguna de las preguntas específicas que le formuló sobre el futuro de la democracia en Nicaragua, la libertad de Prensa, el alto el fuego y el significado específico de los acuerdos de la cumbre de Esquipulas 2, firmados por los presidentes centroamericanos el 7 de agosto.

Desde el comienzo de la reunión pública, Ortega comenzó a cuestionar la política estadounidense hacia Nicaragua, señalando a Dole que la Administración del presidente Ronald Reagan no tiene por qué dictar lo que tienen que hacen los nicaragüenses.

Ortega criticó a la misión legislativa encabezada por Dole por visitar Nicaragua sin tiempo suficiente para hablar "con todo el mundo" y visitar las sedes de todos los partidos políticos de oposición que existen en este país, tanto legales como no reconocidos.

"Ustedes vienen a Nicaragua por poco tiempo, a fin de regresar después a Estados Unidos y decir: 'Me convencí de que ese país es comunista', y justificar su apoyo a la contra", señaló Ortega.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

El senador Dole insistió en preguntarle a Ortega cuándo habrá en Nicaragua Ias libertades que hay en otros países no dominados por el comunismo".

Sobre los acuerdos de Guatemala, Ortega señaló que se pueden cumplir en 60 días, es decir, antes del plazo acordado, si Estados Unidos cesa todo tipo de ayuda a la contra.

Dole preguntó al gobernante sandinista si podía visitar en la cárcel al coordinador de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (independiente), Lino Hernández, y Ortega respondió que podía hacerlo; si a una delegación nicaragüense se le permite visitar en la prisión al padre Roy Burgeois, de la orden Maryknoll, Hernández quedaría en libertad. El padre Burgeois se halla en una prisión del sur de Estados Unidos, donde cumple nueve meses de cárcel por protestar frente a la base de HurburIt, en Florida, contra la ayuda norteamericana a los rebeldes antisandinistas.

Los congresistas estadounidenses propusieron al Gobierno de Managua la realización de conversaciones trilaterales en que participasen representantes del Gobierno de Washington, del Gobierno de Managua y de la contra.

Ortega insistió en que el diálogo debe ser directo entre los Gobiernos de Managua y Washington, porque es en la Casa Blanca donde se encuentran los jefes de la contra, señaló.

Dole reiteró ayer en San José de Costa Rica su decepción por su visita a Managua, en el curso de la cual mantuvo un encuentro con Violeta Chamorro, copropietaria del diario de oposición La Prensa, cerrado por el Gobierno sandinista.

El senador norteamericano manifestó en la capital costarricense sus dudas de que Nicaragua cumpla sus compromisos democráticos establecidos en los acuerdos de paz de los países centroamericanos.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS