Polémica jurídica en Andorra por una mujer, que 'abortó' disparándose un tiro en el vientre

Una joven portuguesa residente en Andorra, embarazada de siete meses, fue puesta ayer a disposición de la policía andorrana como presunta autora de un delito de aborto o parricidio, al haber matado al feto que llevaba en su seno disparándose con una pistola en el vientre. Olimpia Borges de Gonceiçau, de 25 años, que trabaja en la hostelería, convivía en un piso de Andorra la Vella con su compañero, con el que había discutido momentos antes.

Los hechos ocurrieron hace aproximadamente cuatro semanas, pero no han sido concocidos hasta que la joven fue dada de alta en el hospital donde se recuperaba de sus heridas y puesta a disposición de la policía andorrana. La discusión se produjo en el piso que la pareja ocupaba en la avenida de Tarragona de Andorra la Vella, a raíz del futuro del hijo que esperaban. Al parecer, el hombre aceptaba la idea de contribuir al mantenimiento del hijo, pero se negaba a contraer matrimonio. Tras la discusión, la joven cogió una pistola y disparó con ella contra su propio vientre. El origen del arma es uno de los aspectos que no han sido aclarados, aunque fuentes cercanas a la investigación afirmaron que se trata de una pistola de fogueo preparada para poder disparar balas del calibre 22.

Ingreso en prisión

La joven fue trasladada inmediatamente a un hospital de Andorra donde, pese a la intervención quirúrgica, no se pudo evitar que falleciera el feto a las pocas horas. La madre sufrió una herida de pronóstico menos grave y fue dada de alta el pasado martes, momento en que fue detenida. Fuentes oficiales andorranas manifestaron que Olimpia Borges había pasado a disposición del juez, que posiblemente hoy mismo ordenará su ingreso en el centro de detención de Andorra, un establecimiento en el que sólo están internados presos preventivos y condenados hasta penas de seis meses, dado que el Principado carece de sistema penitenciario. Los presos condenados a penas superiores deben cumplir condena en cárceles españolas o francesas, su elección.El caso ha abierto una polémica en medios jurídicos de Andorra sobre si el delito debería ser calificado como aborto o parricidio dada la ambigüedad de la legislación del Principado. En Andorra no existe Código Penal y la justicia se basa en la jurisprudencia, el derecho comparado de las legislaciones francesa y española o el derecho romano. El batlle (juez) deberá establecer la base Jurídica del delito antes de abrir el sumario correspondiente. En los últimos 10 años no ha habido ningún juicio por parricido o aborto en el Principado de Andorra.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS