Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cuestión de "espacio", no de tiempo

Los gerontólogos no hablan de tiempo físico, sino que prefieren hacerlo de espacio biológico. Consideran que ser viejo no siempre supone estar envejecido, y son rotundos al afirmar que la vejez no es sinónimo de enfermedad.Una persona que haya sido muy estimulada durante su vida tiene más posibilidades de envejecer biológicamente que otra de mayor edad que haya desempeñado una actividad menos intensa. Hay personas envejecidas a los 40 años y otras que a los 65 se conservan jóvenes.

"No es, por tanto, una cuestión cronológica, sino de recorrer antes o después nuestro propio espacio biológico", dice el gerontólogo Antonio Ruiz Torres, que además señala que en este punto cualquier globalización es peligrosa, pues "los órganos envejecen a velocidades distintas y su desgaste depende del uso que hayamos hecho de ellos".

MÁS INFORMACIÓN

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 2 de agosto de 1987