Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una sentencia denuncia la entrada de armas en la cárcel Modelo

La Sección Primera de la Audiencia de Barcelona ha expresado en una sentencia "su más enérgica repulsa frente a la existencia de un verdadero trasiego de armas de fuego desde la calle a la cárcel Modelo". La sentencia subraya que en el trascurso de este año judicial ya se han visto otras cuatro causas en las que un recluso sacaba un arma de la cárcel, "sin que, aparentemente, se haga nada por impedirlo o, como en este caso, ni siquiera por investigarlo".

El caso sobre el que versa el fallo de la sentencia es el de Ricardo del Estal Murillo, un recluso, considerado experto en fugas, que intentó evadirse del hospital Clínico de Barcelona en 1985.

En la fuga Del Estal disparó con una pistola contra un policía y una enfermera. Según la sentencia, Del Estal había extraído la pistola directamente de la cárcel Modelo. A consecuencia de los disparos, el agente resultó herido de gravedad, hecho que ha sido calificado de asesinato frustrado. El tribunal le ha impuesto, entre otras penas, 18 años por asesinato frustrado, nueve años por el delito de atentado y cinco por tenencia ilícita de armas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 24 de julio de 1987